Una Adoración Genuina

Pastor Miguel Arrázola

Efesios 3:10 (RVR) “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,…”.

Este es un verso muy profundo de Pablo, una inspiración del Espíritu Santo que revela un gran misterio. Según este verso, como Iglesia tenemos la responsabilidad de dar a conocer a los ángeles en el cielo y a los demonios en el infierno, la sabiduría de Dios.

Dios está usando a la Iglesia para dar a conocer Su multiforme sabiduría a los ángeles y demonios. Dice la Biblia que el Padre busca en la tierra adoradores que lo busquen con un espíritu correcto y en verdad (Juan 4:23). Dios está buscando adoradores que sin importar lo que les pase a su alrededor, sus vidas sean una adoración intensa, con una actitud digna y correcta, y dice la Biblia que es esta actitud la que les enseñará a los ángeles a adorar.

Pero, ¿cómo le vamos a enseñar a los ángeles, que nacieron para adorar a Dios, a hacerlo mejor, si nosotros a veces hasta nos cansamos de hacerlo? La razón por la cual los ángeles no se cansan de adorar y por la cual en el cielo la adoración no se gasta, es porque mientras ellos adoran a Dios, Él les muestra otra faceta de sí mismo que los ángeles no conocen y entonces, se admiran de Su santidad. ¡Dios es inagotable! Por eso los ángeles no paran de adorarle.

Sin embargo, dice Pablo en Efesios 3:10 que nosotros (la Iglesia) le vamos a dar cátedra de adoración a los ángeles, quienes por los siglos de los siglos han adorado al Señor. Cada vez que nosotros levantamos las manos y le damos gloria a Dios en adoración, le estamos diciendo a los ángeles “así se alaba a Dios en la tierra, aunque no lo veamos”.

Job 38:4-7 (NVI)
“¿Dónde estabas cuando puse las bases de la tierra? ¡Dímelo, si de veras sabes tanto! 5¡Seguramente sabes quién estableció sus dimensiones y quién tendió sobre ella la cinta de medir! 6¿Sobre qué están puestos sus cimientos, o quién puso su piedra angular 7mientras cantaban a coro las estrellas matutinas y todos los ángeles gritaban de alegría?”.

Dios primero creó a los ángeles y luego, hizo los cielos y la tierra; Él lo hizo todo mientras los ángeles cantaba. Los ángeles fueron creados para adorar, nosotros no; su primer pensamiento fue adorar a Dios, lo primero que vieron fue a Dios, su primera sensación fue la gloria de Dios. Y no solo los ángeles sino los arcángeles: Gabriel, el mensajero; Miguel, el guerrero y Lucifer.

Ezequiel 28:13-14 (RVR)
“13En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. 14 Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas”.

En este verso de la Biblia se nos habla de Lucifer, quien era un ángel hermoso del ejército de ángeles del Reino de Dios.

Isaías 14:11 (RVR)
“Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán”.

Lucifer manejaba los instrumentos de viento, percusión y cuerdas; si alguien sabía adorar, era este ángel. Cuando él cantaba, Dios salía delante de todos los ángeles, pero él tuvo un mal pensamiento y quiso destronar a Dios de Su gloria para recibirla él. Es en este instante cuando es expulsado de los cielos y pasa igual en ti cuando quieres destronar a Dios de tu vida: Empiezas a tener problemas.

Lucas 10:18 (RVR)
“Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo”.

Dios echó a Lucifer del cielo con un tercio de ángeles, pero Él no se deprimió porque se le fue un tercio de adoradores. Yo creo que se puso más contento porque los que se quedaron, escogieron adorarle pero los que fueron echados aunque nacieron para adorarlo, no escogieron hacerlo.

Salmo 34:1 (RVR)
“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca”.

Hay algo poderoso cuando escoges adorar a Dios en situaciones difíciles. Escoger alabar a Dios hace más dulce tu alabanza.

Salmo 58:3 (TLA)
“Los malvados ya son malos desde antes de nacer; desde que están en el vientre ya dicen mentiras”.

La Biblia dice que Dios le cree al hombre y le da la habilidad de escoger, porque desde pequeños la naturaleza de pecado está en nosotros y por eso, debemos escoger entre el bien y el mal. Dios creó a los ángeles para que lo adoraran, pero ahora Él quiere a gente en la tierra, en el lugar a donde echó al diablo, que se levante a adorarle por decisión propia.

Job 1:6-11 (RVR)
“6Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. 7Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. 8Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?

9 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. 11Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia”.

Dios sabía lo que iba a pasar con Job, Él lo tenía todo planeado. El diablo siempre te trae el mismo pecado pasado, porque se le acabó el repertorio. Satanás dejó su estado original del cielo, pero nosotros no. Nosotros no nacimos en el cielo, él sí y aun así, decidió alejarse de Dios. Así que no te dejes llenar de culpa por él, no dejes que se lleve la gloria, ¡dale la gloria a Dios en medio de la adversidad!

El diablo nunca enfrentó lo que tú y yo enfrentamos diariamente: Tribulaciones, dolor, enfermedad, sufrimiento. ¡Y aun así pecó! Con todo y esto, se quejó de la obediencia y el amor de Job al Señor. Por eso, nosotros le enseñamos a ángeles y potestades cómo se adora a Dios en espíritu y en verdad: Porque a pesar de la adversidad, decidimos adorar a Dios en medio de la adversidad y a pesar de todo lo malo que nos pase.

El diablo con toda la gloria de Dios delante de él, pecó y nosotros que hemos probado esta vida llena de tribulaciones por causa del pecado de la creación, hemos decidido adorarle a Dios ¡con todo!

Job 1:20-22 (RVR)
“20 Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró, 21y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. 22En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno”.

Tú no vas a maldecir a Dios y morir, tú vas a bendecir a Dios y vas a vivir. El infierno se estremece en furia y el cielo dice “¡Gloria a Dios!”. En Job 2 vemos que vuelve a aparecer el diablo, pidiéndole a Dios que le permitiera tocar a Job para probar si seguiría o no adorándole al Señor.

Al día siguiente Job se inclina a adorar al Señor, sin nada, diciéndole: “Señor, te adoraría con bueyes, pero no tengo. Te haría sacrificios con mis hijos, pero se murieron todos ayer. Te agradecería por mi prosperidad, pero no tengo. No tengo ovejas, no tengo nada Dios. Pero al menos te tengo a ti y te adoro con todo mi corazón”.

Dice la Biblia que luego, Job mientras agradecía por su salud, empezaba a llenarse de llagas y que eran tantas que su cuerpo olía a pus. Tenía una infección purulenta, estaba infectado y muy enfermo. ¿Qué iba a pasar entonces?

Todos hemos atacado a la mujer de Job, pero hoy meditando en este pasaje, la consideré: ¡Murieron todos sus hijos en un día! Ella decidió decirle a Job: “Maldice a Dios y muérete”. (Job 2:9). No la justifico, porque nada de lo que nos pase en la vida justifica que maldigamos a Dios.

Proverbios 17:17 (RVR)
“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”.

Proverbios 17:17 (NTV)
“Un amigo es siempre leal, y un hermano nace para ayudar en tiempo de necesidad”.

Nunca abandones a un amigo, a un hermano en angustia. Recuerda que todos pasamos por pruebas, tarde o temprano… ¡Ojo con lo que dices cuando tu hermano está en tribulación! La Biblia dice que si alguno piensa que está firme, tenga cuidado de no caer (1Corintios 10:12). Así que sé misericordioso con otros, sé compasivo, da amor, no condenación a tus hermanos en momentos de adversidad.

No hay nada que condene más que alguien te diga que lo malo que vives es un juicio de Dios, eso termina matando a la persona que vive la adversidad. Y, ¿sabes? No es un juicio del Señor lo malo que te está pasando, porque todo juicio de Dios fue clavado en la Cruz del Calvario y tú ahora eres salvo por la sangre de Jesús.

Todos pueden alabar cuando todo va bien, pero cuando las cosas van mal, solo aquellos que le adoran a Dios en espíritu y en verdad, permanecen adorándole, sin cesar.

Job 13:15 (RVR)
“He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; no obstante, defenderé delante de él mis caminos,…”.

Tú no eres Job ni vas a serlo, porque tú estás bajo la sangre de Cristo, bajo un mejor pacto, basado en mejores promesas. Pero si tienes tribulación, decide adorar a Dios en espíritu y en verdad, ¡sin cesar!

Un día, todos los problemas se van a acabar; Jesús vendrá con sonido de trompetas, estaremos en el cielo y nunca más sufriremos dolor, ni tristeza ni llanto. Pasaremos las puertas celestiales y Jesús nos dirá “Buen siervo fiel. Sobre poco has sido fiel sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu Señor”. Así que decide hoy y siempre adorar a Dios, aun en medio de la tribulación.

Te voy a decir un secreto: Dice el libro de Mateo que todos nacemos con un ángel. Hoy quiero que le digas a tu ángel que le vas a dar una lección de adoración y adora al Dios que él ve todos los días y le adora, pero Aquel a que tú sin ver, decides adorarle en todo tiempo, aun en problemas y adversidades. Porque ¡sabemos que nuestro Redentor vive!

Viernes, Junio 2, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM