Poda Tu Árbol Genealógico

Pastor Miguel Arrázola

Mi oración hoy es que no sigas comiendo uvas agrias, puede que esté bien para ti, pero si no lo detienes, se la pasarás a la siguiente generación. Lo malo que viste en casa no tiene que ser la norma, abraza a tus hijos aunque tus padres no lo hayan hecho contigo, porque ya has recibido el amor del padre; besa a tu mujer aunque no hayas visto a tu padre hacerlo, trátala bien, rompe con eso. Nuestros hijos siguen más nuestro ejemplo que nuestros consejos.

Deuteronomio 30:18-19 (RV60)
“yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella.
A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.”

En este pasaje de la Biblia Dios le está diciendo al pueblo que va a perecer, a un pueblo que tenía grandes promesas. Sólo porque Dios prometa algo, no significa que necesariamente lo vamos a alcanzar si no estamos de acuerdo con lo que Él hace. La Biblia dice que Dios pone delante de nosotros la vida y la muerte, la bendición y la maldición, y nos dice que escojamos la vida, pero en nuestra terquedad no nos dejamos guiar por Él, muchas veces la rebelión interna no nos deja escoger bien; entonces, ¿por qué experimentamos muertes o maldición?, porque tomamos decisiones que nos llevan a ese destino. Hoy tenemos que examinar nuestras decisiones, porque necesitamos escoger la vida y la bendición.

En nuestro ADN tenemos todo lo que heredamos de nuestros padres y abuelos, no solo el aspecto físico, sino tambien las actitudes. En ese sentido, así como heredamos inteligencia, heredamos también la maldad y la iniquidad, por eso si tus padres fueron alcohólicos, tienes 10% más de probabilidad de serlo, y por años pensamos que no se podía hacer nada al respecto, pero la Biblia dice que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas (2 Corintios 5:17). Pero, para experimentar las cosas de la nueva naturaleza, tenemos primero que renovar la mente con la palabra de Dios, desechando al viejo hombre y vistiéndonos del nuevo (Efesios 4:22-24).

Hay algo en la ciencia que se llama alteración genética, por eso hay especies equinas más grandes, frutas y vegetales más grandes, etc., una alteración que mejora lo que es biológico. Esto quiere decir que también nosotros podemos alterar nuestra genética espiritual, porque aunque hayas heredado algo del pasado, no signfiica que deba estar en la siguiente generación.

Josías era el nieto de David, la Biblia dice que él decidió escoger lo mejor de sus antepasados y se convirtió en el mejor Rey. Si tienes un vagaje negativo, tienes que escoger las mejores cosas de tus antepasados. Hay familias donde hubo adicciones, pero gracias a Dios estás en Cristo Jesús, tienes la palabra de Dios para renovar tu mente, tienes al Espíritu Santo para derrotar todo y puedes hacer la alteración genética que quieras. Nosotros somos el linaje escogido por Dios, ten la entereza de José, la fidelidad de Moisés, la fe de Abraham, porque Dios te dio un linaje espiritual, así como somos hijos de Abraham, somos herederos de las promesas, el mismo Espíritu que se posaba sobre ellos, vive ahora en ti, tu puedes escoger ser diferente, pensar y actuar diferente.

Hay familias muy conocidas que han sido destruidas por las maldiciones generacionales.
La familia Hemingway por ejemplo, tenía una larga lista de adicciones y suicidios, había una herencia de maldición en ellos, pero, ¿que tal si alguien de esa familia se hubiera convertido?, no se hubiesen suicidado, porque cuando Cristo viene a tu vida, te cambia completamente, eres un hijo del Dios Altísimo. Hoy nos sacudimos de los pensamientos de derrota, el poder que esta en ti es mayor que el que está en otro lado, hoy aceptamos el gen de Cristo Jesús, el gen de la Fe y la victoria.

La familia Kennedy fue trágica, era una de las familias más preponderantes en la historia Americana. El clan Kennedy estuvo inmerso en muchas tragedias, había una conexión en todo, pero hubo cosas que no se trataron, no eran personas muy honestas, manejaban mucho el licor y había corrupción política.

Habacuc 2:15-17 (RV60)
“!!Ay del que da de beber a su prójimo! !!Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez!
Te has llenado de deshonra más que de honra; bebe tú también, y serás descubierto; el cáliz de la mano derecha de Jehová vendrá hasta ti, y vómito de afrenta sobre tu gloria.
Porque la rapiña del Líbano caerá sobre ti, y la destrucción de las fieras te quebrantará, a causa de la sangre de los hombres, y del robo de la tierra, de las ciudades y de todos los que en ellas habitaban.”
Hay maldición en quienes venden licor, porque están llamando la muerte.

David cometió una traición, tuvo una aventura amorosa con la esposa de uno de sus generales. Como resultado a David se le murió su primer hijo, su segundo hijo violó a su hermana, y la Biblia dice que no hay maldición que no venga sin causa.

Quizás dices que tus padres no son cristianos, pero por eso El Señor nos llama padres espirituales, para que podamos ser influenciadores. Tú puedes tener todo el ADN espiritual de los grandes hombres de Dios, todo eso es parte de tu herencia, además del ejemplo nuestro, tienes que rodearte de gente de Fe. Los que estaban en la cueva de Adulan con David eran unos deprimidos inicialmente, pero luego de dos capítulos eran unos guerreros y se llamaban Los Valientes de David, porque agarraron el ADN de David, así como debemos tomar el ADN de Fe de esta iglesia.

1 Samuel 15:9 (RV60)
“Y Saúl y el pueblo perdonaron a Agag, y a lo mejor de las ovejas y del ganado mayor, de los animales engordados, de los carneros y de todo lo bueno, y no lo quisieron destruir; mas todo lo que era vil y despreciable destruyeron.”

A Saúl se le dio la instrucción de acabar a los amalecitas, pero él perdonó a Agag y muchos años después, cuando Ester estaba en el palacio, un sujeto llamado Amán trata de acabar con ella y su pueblo, y era descendiente de Agag; esto quiere decir que lo que dejas vivo, tus hijos van a tener que enfrentarlo.

Ezequiel 18:2-3 (RV60)
“¿Qué pensáis vosotros, los que usáis este refrán sobre la tierra de Israel, que dice: Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera?
Vivo yo, dice Jehová el Señor, que nunca más tendréis por qué usar este refrán en Israel.”
Cada vez que tienes actos de desobediencia estas chupando uvas agrias, pero es a tus hijos a quien dará dentera, por eso es necesario tener una vida recta, para que tus hijos no sufran. Cuando te conviertes a Cristo, te colocan los mejores genes, eres de la familia de Fe y hay poder en tus genes, no eres todo el mundo, Dios te dio un Espíritu de sabiduría y revelación, diez veces mejor que el mundo. Por eso, no importa lo que haya hecho tu familia, hoy cambias eso en tu vida en el Nombre de Jesús. Ahora nuestro padre es Dios, tienes un nuevo linaje, una nueva sangre, no la sangre de los pecados de tus padres y abuelos, no de derrota, sino la Sangre de Jesús, en esa sangre no hay pobreza ni mediocridad, eres hijo de Dios. Toma responsabilidad por tus acciones, pero no te quedes ahí, puedes superarte.

No se que hay en tu familia, violencia intrafamiliar u otro problema, alguien en tu familia abrió la puerta y permitió esa iniquidad, pero recuerda que Jesús la cerró.

Santiago 5:16 (RV60)
“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

Si no hay confesión no hay liberación. Lo bueno de las consejerías es que podemos orar unos por otros para ser sanados. Hay cosas que no puedes hacer solo, el diablo va a tratar de sacarte de la iglesia para que llegues al vicio del mundo, pero tienes que tragarte tu orgullo y encontrar alguien en quien confiar.

Mi oración hoy es que no sigas comiendo uvas agrias, puede que esté bien para ti, pero si no lo detienes, se la pasarás a la siguiente generación. Lo malo que viste en casa no tiene que ser la norma, abraza a tus hijos aunque tus padres no lo hayan hecho contigo, porque ya has recibido el amor del padre; besa a tu mujer aunque no hayas visto a tu padre hacerlo, trátala bien, rompe con eso. Nuestros hijos siguen más nuestro ejemplo que nuestros consejos.

Viernes, Octubre 6, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM