Intimidad Con El Espíritu Santo

Pastor Miguel Arrázola

Juan 16: 7 − 18 Seguimos hablando del Espíritu Santo de nuevo, hemos hablado varias cosas, que la presencia de Él en la tierra es mucho más importante como si Jesús estuviera aquí y muchos no han entendido la importancia del Espíritu Santo en la tierra, piensan que Él es una nube o algo, pero Él es alguien, algunos lo ven como una cosa, nosotros tenemos un espíritu y pensamos que el Espíritu Santo es igual al de nosotros, lo confundimos con dones, fuego, palomas, columnas de fuego, pero resulta que Él es una persona que siente, habla, oye y comunica.

Cuando Jesús se fue dijo que enviaría a otro y dijo además que nos convenía que Él se fuera, yo estoy seguro que si Jesús entrara por esta puerta todos reaccionaríamos en adoración, algunos gritarían, otros caerían de rodillas ante Él, porque es nuestro salvador, nuestro Señor, nuestro redentor, tendríamos una reacción de adoración, pero cuántos de ustedes ni siquiera entienden que la palabra otro consolador significa otro de la misma especie de, Jesús es tan Dios como el Espíritu Santo, ¿porqué no adoras a Dios con la misma actitud como si estuviera Jesús físicamente aquí?.

La Biblia dice que donde dos o tres estamos reunidos en su nombre allí está El, he visto que cuando alaban no tienen la misma actitud de adoración como si estuviera aquí y resulta que El sí está aquí, habló que vendría en la forma del Espíritu Santo, el mismo Espíritu que estaba en Él es el mismo que ahora está en nosotros. Hay gente irreverente porque como no le ve lo irrespeta o piensa que no está, entonces algunos se sientan frente a un computador a ver cosas indebidas y lo hacen porque creen que no está, pero resulta que sí está.

Pablo advirtió sobre eso, porque muchos pensaban que en un prostíbulo no estaba Dios y resulta que sí está, Dios es omnipresente, cuando ves cosas indebidas piensas que no está porque no le sientes, usted es un cristiano sensual que tiene que sentir algo, pero su omnipresencia quiere decir que está en todas partes del mundo, entonces como son cristianos sensuales hacen las porquerías más grandes, pero Dios sí está y vive dentro de ti. Piensan que el Padre es el mayor de todos y resulta que el Espíritu Santo es tan Dios como lo es el Padre, piensan que el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad y eso no está en la Biblia, eso se lo inventaron los teólogos después, ¿quién quiere un tercero como Dios?, si nadie se acuerda del segundo, mucho menos de un tercero.

El Espíritu Santo es tan Dios como lo es el Padre y como lo es Jesús, piensan que el Espíritu Santo es una emoción, una canción y van a casa y se les olvida, pero ustedes no tienen que sentir para saber que Dios es, la palabra pater viene de paterno, de Padre, muchos piensan que el Padre es el creador del Hijo y el Hijo del Espíritu Santo, resulta que no es así, ambos son iguales, es otro consolador, es decir, del mismo tipo. Si yo te digo que te voy a dar otro micrófono como el que tengo en la mano, ¿qué esperarías?, pues uno igual.

Pero como sobre Jesús descendió una paloma piensan que es una paloma, pero una paloma no muestra, no enseña, no indica, el Espíritu Santo te muestra las cosas por venir, las cosas te sorprenden porque no conoces al Espíritu Santo. Mi hijo y yo un vez estábamos en una hamaca haciendo nuestro devocional, adorando al Señor, viendo las estrellas y mi hijo de pronto me dijo que veía un ángel que le había dicho que el domingo se acercaría una señora a darnos algo para la Iglesia, todos nos asombramos, pero el Espíritu Santo le habló a mi hijo.

Cuando llegué aquí no devengué sueldo durante 8 años, porque quería demostrarle a la gente que yo no estaba aquí por plata, la gente me critica ahora pero no me criticaba cuando yo iba y predicaba en todos lados sin salario, cuando caminas a pie nadie habla mal de ti, pero apenas te subes en un carro empieza la gente a hablar, pero yo fui hasta chofer de bus de un colegio de niños con síndromes especiales, les daban ataques a los niños y llegaba yo arañado a la casa. Ese bus lo conseguí con un milagro, cuando oyes al Espíritu Santo Él te mostrará cosas por venir, pero tú te tienes que relacionar con Él como te relacionas con tu esposa, tú a veces no sientes a tu esposa cuando está en la casa, pero está.

Muchos tienen una relación con el Espíritu Santo pero pocos tienen una intimidad con Él, el gran déficit de los cristianos de hoy es que aman a Jesús pero no conocen al Espíritu Santo, cuando tú vayas al cielo vas a ver al Padre, porque el Padre tiene un cuerpo, vas a ver el cuerpo de Jesús con sus huecos en manos y pies, porque la única persona que va a llevar cicatriz en el cielo es Él, no nosotros, todos vamos a estar sin marcas en el cuerpo, pero Jesús va a tener cicatrices, es el precio eterno. El Padre y el Hijo tienen cuerpos en el cielo, mientras que el cuerpo del Espíritu Santo somos nosotros y mire cómo lo tratamos, el Espíritu Santo es la persona más ignorada en este mundo.

El ángel Gabriel le dijo a María cuando la saludó "salve María muy favorecida", el favor significa que en todo te va a ir bien, la característica número 1 de Maria no fue la virginidad sino la tenacidad, allí comenzaron los problemas, el Espíritu Santo la embarazó y nadie creyó eso y ahora tampoco le creerían a nadie si le sucediera eso, José no le creyó y Dios tuvo que hablarle a José con el ángel para que entendiera y aceptara a María, José era justo y se quedó callado.

Luego María se fue en un burro a Belén y a medianoche le dieron dolores de parto, no parecía que fuera favorecida, terminó pariendo en un establo, siguió sin parecer favorecida, pero Dios te puede confiar con un problema, ¿qué te tendrá que pasar a ti para que dejes a Dios?, a Jesús lo envolvieron con los trapos de ordeño, los establos no huelen bien, lo envolvieron en trapos de leche, Él que era la leche de la Palabra estuvo envuelto en trapos de leche, pero María no se quejó, se tuvo que esconder en Egipto por dos años, por fin cuando pudo volver a llevar a su hijo a Nazaret, en una ida al Templo el Hijo se le perdió y recibió el rechazo de su propio Hijo cuando lo encontró, porque Jesús le dijo que en los negocios de su Padre tenía que estar Él.

Luego creció y María lo fue a buscar, le dijeron a Jesús que su madre y sus hermanos lo buscaban pero Jesús dijo que su mamá y sus hermanos eran los que oían y hacían la Palabra de Dios, ¿será que Dios puede confiar en ti en cualquier momento?, cuando lo estaban crucificando lo azotaron fuertemente, le arrancaron las barbas, estaba irreconocible, ¿tú sabes lo que es después abrazar a un hijo que no conoces por los golpes?, ¿será que Dios te puede dar algo en qué confiar?, ella era la única espectadora al final ahí con Jesús, ella se bañó en sangre con Él y se le fue el Hijo, ¿será que Dios puede confiar en ti?, ¿quién se tiene que ir en tu vida para que tú dejes a Dios?.

Nosotros que creemos en el nacimiento virginal de Jesús en María, al primer golpe queremos irnos en rebeldía, ¿será que Dios te puede confiar una promesa?, pareciera que después de que María recibe el cuerpo de Jesús y lo entierra con Nicodemo a escondidas, pareciera que María desaparecería como si no quisiera nada con Dios, pero tú lees el libro de los Hechos y ella aparece en Hechos 2 cuando los 20 estaban orando, la tenacidad de María era impresionante, ella habló en lenguas, recibió el Espíritu Santo sobre ella, ella nunca dejó la Iglesia ni su adoración, nunca dejó de creer en Dios, los cristianos que se apartan de Dios tienen un precio, son baratos, yo no tengo precio, hágame el mundo lo que me quiera hacer, yo seguiré, yo iré a Pentecostés, algunos intentan ser discípulos de Jesús cuando ni de María son.

María que la única mujer que sintió a Jesús en su corazón, ella sintió el otro Consolador, el Espíritu Santo que es el mismo que Jesús, Él no te deja, no te abandona, María no se dejó llevar por las circunstancias, lo que tú pensabas que era malo resulta que es bueno y viceversa, María era el ejemplo perfecto de que las cosas cambian pero Dios tiene todo preparado, entendió que el mismo Espíritu, la misma esencia del Jesús que ella crió, era la misma esencia del Espíritu Santo que recibió.

Juan 14: 16 − 17 - Cuando los discípulos miraban a Jesús estaban mirando al mismo Espíritu Santo, Él moraba con ellos, Él está también en ti, en nosotros. Vs. 26 - es ayudador, es como la nana que cuida un niño en la realeza, lo prepara durante toda su vida para después entregarselo al padre como rey, lo preparan antes para que sea rey, el ayos paracleto era una profesión que cuidaba, guiaba y ayudaba al niño, así es el Espíritu Santo, nos prepara para encontrarnos con el Rey.

Juan 15: 26 - Nótese que se refiere a EL Consolador, no dice eso o aquello, es una persona que siente, que habla, que piensa, tiene los 5 sentidos pero es Dios. Juan 16: 5 − 7 - Por eso es tan grave la blasfemia en contra del Espíritu Santo porque si hablas mal de Él no va a haber convencimiento de parte de Él para llevarte a Jesús, si usted habla mal del Espíritu Santo se condena asimismo.

No hables mal de las sanidades, ni de las liberaciones que hace el Espíritu Santo, ni de las risas, a mí me criticaron por las risas, pero la Biblia dice que en su presencia hay plenitud de gozo, Dios me dijo ¿desde cuándo el diablo da algo que no tiene?, el Espíritu Santo es Dios, Él te convencerá de pecado, asústese cuando el Espíritu Santo no le hable más, El es paciente para con vosotros, pero no es paciente siempre, si Dios te viene hablando a tu corazón para que cambies algo, más vale que cambies, no endurezcas tu corazón.

El Espíritu Santo cuando toca a una persona, es una electricidad, es Dios tocando la humanidad y cuando su toque viene como pasó con la mujer del flujo de sangre, cuando esa mujer tocó el manto estaba tocando el Espíritu Santo de Dios, Jesús hizo los milagros por la unción que recibió del Espíritu Santo, Jesús no hizo los milagros por ser Hijo de Dios, porque si así hubiese sido nosotros no pudiéramos hacer las obras mayores que Él hizo, el mismo Espíritu Santo te ungió a ti para hacer las obras de Él.

Nosotros pensamos que el Espíritu Santo es como un estruendo recio pero 1 Reyes 19 dice "un silbo apacible y delicado", después del fuego y del terremoto, después del sensacionalismo, por eso al Espíritu Santo lo comparan con la paloma, porque no hay un animal más tierno que una paloma, para escucharlo debes estar en quietud, cuando te levantes en la mañana tu primer pensar debe ser Él y al acostarte también, Él me dijo que mi hijo iba a ser Pastor, me dijo que mi hijo iba a ser varón antes de nacer. La unción no es emoción ni el avivamiento es movimiento, allí donde estás sin saberlo la persona más irreconocida te está tocando, es la persona más importante sobre el planeta tierra, no lo ignores más, reconócelo.

Ofrenda (Pastora Ma. Paula Arrázola)

1 Crónicas 21: 22 − 26

Este es un momento especial sobre la vida de David, él decide presentar al Señor una ofrenda, se encuentra con que Arauna, el dueño del lugar donde David iba a presentar esa ofrenda le quiso regalar a David todo para su ofrenda, pero David le dijo que no, que él quería pagar el precio total; los cristianos están acostumbrados a no querer pagar lo que las cosas cuestan, la gente siempre pide rebaja y eso es muy del latino, uno tiene que aprender a pagar lo que cuestan las codas, es muy cierto que la gente a veces se aprovecha, tú puedes aprender a negociar, pero no puedes decirle a alguien que te regale las cosas, porque a la persona le ha costado y vive de su negocio y si tú sientes que te están robando ve a otro lugar.

Lo bueno siempre va a costar, lo barato sale caro, pero lo que es bueno siempre va a a tener un mayor precio, cuando pagas unos zapatos de puro cuero te van a costar más que unos de cuerina que con dos caminadas están rajados. Las cosas cuestan según de lo que estén hechas, eso es así y tienes que aprender a decidir qué es lo que quieres adquirir, si quieres algo de baja calidad es tu elección o si prefieres esperas y compras algo más caro pero que a la final te va a durar más tiempo, las cosas buenas siempre van a costar más. Si vas a un restaurante de muy buena calidad donde no te dan la comida que dejó el anterior cliente eso es una garantía, a un restaurante muy barato yo no iría porque no sé qué me están sirviendo.

Las ofrendas siempre tienen que costar, David dijo que no le iba a presentar algo al Señor de otra persona, porque en ese caso la ofrenda no hubiese sido de él, sino de la otra persona; la ofrenda la da el que saca la plata. David no fue grosero sino que conocía los principios de dar, que uno debe dar algo que a uno le cuesta, algo que uno ama y David le dio algo al Señor pensando en que Dios lo recordara, que le costara y que él también lo recordara, esa es una buena ofrenda, la que te deja pensando por muchos días lo que le diste al Señor.

El tercer principio es que cuando ofrecemos al Señor con un corazón recto y agradable Él responde a nuestra ofrenda, una cosa es que yo le de y otra es que Dios responda, Dios no recibe cualquier ofrenda, sino las ofrendas que nacen de un corazón de sacrificio y agradecimiento, así que acuérdate, cada vez que le vayas a dar al Señor dale lo que tu amas.

Friday, August 23, 2013
                                    
Reproducir video