El Ayuno

Pastora Ma. Paula Arrázola

El ayuno es una practica del cristiano, establecida por el Señor y para beneficio nuestro.

Isaías 58:6 (NVI)
“El ayuno que he escogido,
¿no es más bien romper las cadenas de injusticia
y desatar las correas del yugo,
poner en libertad a los oprimidos
y romper toda atadura?”

Esdras 8:23 (NVI)
“Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección, y él nos escuchó.”

Mateo 6:16-18 (NVI)
“16 »Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les aseguro que estos ya han obtenido toda su recompensa.17Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara 18para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino solo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.”

Joel 2:12 (NVI)
“«Ahora bien —afirma el Señor—,
vuélvanse a mí de todo corazón,
con ayuno, llantos y lamentos».”

La palabra ayuno asusta a todos, especialmente porque vivimos en una cultura de mucho entretenimiento y distracción, y es una sociedad que se gratifica constantemente, por lo cual eL sacrificio cuesta mucho; y ayunar es un sacrificio porque a todos nos gusta comer.

El ayuno no es fácil, no es divertido, pero es poderoso. El ayuno hará que algo explote y lo hacen las personas que desesperadamente dicen: “Te necesito Señor”. El ayuno lo hace una persona que tiene la capacidad de reconocer que Dios es la prioridad en su vida y lo necesita de manera desesperada; y por eso vamos a ayunar, porque Ríos de Vida necesita la presencia del Señor, porque sin Su presencia no seríamos nada.

El ayuno no es para manipular a Dios, con el ayuno no cambiamos a Dios, sino a nosotros. Vamos a poner en control nuestra carne, dejando de hacer algo que es bueno, porque comer no es malo, pero lo dejamos para recibir algo mejor.

No obtenemos, ni las bendiciones ni los favores de Dios por ayunar. Ayunamos para ponernos en orden, para tener la capacidad y la sensibilidad de escuchar la voz de Dios. El ayuno te prepara para la respuesta de Dios y afina la receptividad de la voz de Dios.

El ayuno es una invitación voluntaria, aquí no les obligamos a ayunar, solo les decimos que tenemos esa instrucción de parte de Dios por 21 días iniciales. Es una invitación que te hace Dios, pero de ninguna manera es una obligación.

El ayuno es una gracia, porque una vez alguien toma la decisión de ayunar, el Espíritu Santo salta y nos ayuda. El ayuno es una humillación delante del Señor.

El ayuno es una disciplina espiritual que requiere un acto físico. La definición textual de ayuno es cerrar la boca, cubrir la boca y rehusarse a comer. El ayuno es estos 21 días será uno que le cueste a la carne.

¿Cómo ayunamos?

Necesitamos prepararnos espiritualmente para ayunar: Cómo hacerlo, cuando hacerlo, la hora para orar, cuantas prédicas del pastor escuchar, qué alabanza o adoración escuchar, los capítulos de la Biblia y libros para leer. Tiene que haber un plan para que el ayuno tenga éxito.

Definir qué clase de ayuno y por cuánto tiempo: El ayuno que haremos es uno donde dejaremos de comer. Escoger una de las tres comidas, que durante los 21 días te vas a abstener. Durante ese tiempo, a qué hora orar y cómo orar. Además, ayunaremos aquello que nos domina en comida, por ejemplo, el café de la mañana, el arroz, chocolates, etc. Todos deben escribir el plan de ayuno, porque aquello que no planeamos escrito se olvida. En cuanto a las redes sociales y la televisión, limitar el uso.

Congregacionalmente hemos ayunado muchas veces, pero esta vez será aun más importante, porque hay cuatro áreas por las cuales vamos a orar:

Por Colombia: Nuestro país está en grave peligro, puede quedar en manos de personas que se pueden olvidar de Dios. Este es el momento más critico que el país ha vivido en su historia. Debemos orar para que Dios proteja y salve a Colombia, y por un gobernante que le ame y tema a Él.

Josafat estaba viviendo una crisis nacional y mando a ayunar por tres días y tuvieron la victoria. Necesitamos la intervención de Dios en la economía del país y por eso necesitamos ayunar, esto hizo Joel, mandó a ayunar por la economía y Dios bendijo a Israel (Joel 1:14, Joel 2:12, Joel 2:15, Joel 2:25-26).

Por nuestra familia: Por que se cumpla el plan de Dios en nuestra familia. El maldito diablo siempre se quiere meter en la familia, pero estos días clamaremos y nos humillaremos por nuestra familia, diciendo que desde nosotros y hasta mil generaciones serviremos al Señor, no lo dejaremos de amar, ninguno de nuestros hijos experimentará pecado, por los que no se han convertido y que caerán de rodillas delante del Señor, el que se fue va a regresar al Señor.

Para que haya una ola desde el cielo, de salud divina y de larga vida: Viene una oleada de salud divina, eso significa que nadie se va a enfermar y que vamos a vivir larga vida. Creer que en nuestro cuerpo y el de nuestra familia fluya la vida de Dios (Génesis 15:15). Le hemos declarado la guerra a la enfermedad en esta iglesia, a los ataques contra el liderazgo, pastores y familia.

El cuerpo se está conviertiendo en el enemigo de muchos y esa no es la voluntad de Dios, por eso vamos a entrar en un hábito de comer saludable. Tendremos una ola de sanidad divina, de salud divina y de larga vida.

Por ángeles guerreros: El maldito diablo nos tira dardos y nos quiere herir, pero el Señor va a desatar ángeles guerreros y nada de lo que el infierno trate de levantar nos va a tocar.

Por abundancia de trabajo y por abundancia de prosperidad: Después de los 21 días, usted va a tener que contratar gente para suplir la demanda que va a tener. No más escazés en el Nombre de Jesús, no más gente buena con poca plata. Se desata una abundancia de prosperidad y trabajo, vendrán milagros financieros y algo se va a desatar. Usted no va a dar abasto con todo lo que vendrá.

Prepara tu corazón y ensancha el sitio de tu tienda, abre espacio en tu corazón para lo que Dios tiene que decir. En Dios haremos grandes proezas, este ayuno será diferente y glorioso.

Viernes, Enero 26, 2018

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video