¡Feliz Año!

Pastor Miguel E. Arrázola

Jeremías 29:11-14 (NTV)
“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. En esos días, cuando oren, los escucharé. 13 Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. Sí, me encontrarán —dice el Señor—. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar. Los reuniré de las naciones adonde los envié y los llevaré a casa, de regreso a su propia tierra”.

El Señor está diciendo: Estás a punto de cambiar todo a tu favor, todo estaba listo en la tierra para que tu fueras el perdedor, algo iba a pasar contigo, pero puedo escuchar al cielo decir: “todo va a cambiar a tu favor”

Hay alguien aquí que esta semana tuvo que meter una propuesta a un lugar, pero esa empresa le pidió también a otra persona para comparar, tú la entregaste y te fuiste satisfecho. Algo iba a pasar, había alguien que te quería hacer daño, comenzó a hablar al oído a quien te iba a elegir, todo se comenzó a echar para atrás. Hoy te vengo a decir que todo va a cambiar a tu favor. Hay personas con problemas en el hogar, parece que no hay recociliación, pero el Señor te dice que ha visto tus lágrimas, tus oraciones han sido escuchadas y todo va a cambiar a tu favor.

Esta semana para muchos fue una semana de mucho dolor, mucho llanto, pero el Señor te dice que es tiempo en que el llanto se va a acabar, quítate el luto y ponte el vestido de fiesta porque todo va a cambiar a tu favor.

No importa si eres el menos favorecido, el que menos palanca tiene, tu mejor palanca es el Rey de Reyes. Busca el rostro del Señor, busca Su presencia y todo va a cambiar a tu favor. Hoy vine a hablarle a hombres y mujeres de Fe, que sin importar sus circunstancias creen en un Dios de lo imposible.

Se ha acabado el tiempo del llanto y el sufrimiento, vienen tiempos de alegría y gozo para tu vida, habías dicho que querías que este año se acabara rápido, pero el Señor te dice que este año no se va a acabar sin que veas su mano a tu favor. Hoy le digo a esa persona que estaba muerta y sin esperanza, ¡levántate!, este año no se acaba sin que veas la mano de Dios obrar a tu favor.
Él conoce tu dolor, lo ha visto. Muchos han dicho que están solos en la vida, eso no es cierto, nunca han estado solos, que hemos querido batallar la vida sólos es diferente, pero nuestra ayuda viene de lo alto, viene solo de Él, de nadie más.

Un día un niño le preguntó a su papá, ¿de qué tamaño es Dios?, el papá lo llevo a un aeropuerto y un avión estaba despegando, cuando el avión está en el cielo, el papá le pregunta al niño de qué tamaño ve el avión y él responde que muy pequeño. Luego van donde estan los aviones y el niño dice que ahora los ve enormes. En este punto el papá le explica que así pasa con Dios, entre más cerca estes de Él, más grande será para ti, Dios es grande. Cuando estás cerca a Dios, toda tu perspectiva del mundo cambia por completo. Tus problemas se ven grandes porque has preferido estar cerca de tus circunstancias, pero cuando estamos cerca de Dios, vemos todo desde la óptica y perspectiva de Dios, así todo se ve fácil.

Jeremías 29:11-14 (NTV)
“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. En esos días, cuando oren, los escucharé. 13 Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme. Sí, me encontrarán —dice el Señor—. Pondré fin a su cautiverio y restableceré su bienestar. Los reuniré de las naciones adonde los envié y los llevaré a casa, de regreso a su propia tierra”.

Los planes que Dios tiene para ti, Él los conoce, ya los sabe, solo déjate llevar por Él y aún cuando no veas que las cosas están funcionando, confía.

El pueblo de Israel estaba Egipto, eran esclavos, luego hubo libertad, salieron de Egipto, vieron señales y prodigios, fueron al desierto, y ahí dijeron que preferían regresar a Egipto. Hay quienes no entienden la grandeza de Dios, prefieren regresar a Egipto, piensan que con Dios todo es peor. Pero el mundo no te puede ofrecer nada comparado con lo que el Señor te dio en la Cruz del calvario. Mientras el pueblo veía el desierto, Moisés estaba contemplando Su grandeza en medio del desierto.

Prefiero un desierto con el Señor, que una tierra prometida sin Él, por eso mientras esté en el desierto le voy a adorar y voy a honrar Su nombre, porque sé que tiene lo mejor para mi vida.

Salmo 138:8 (TLA)
“Dios mío,
tú cumplirás en mí
todo lo que has pensado hacer.
Tu amor por mí no cambia,
pues tú mismo me hiciste.
¡No me abandones!”

No importa si no ves las cosas como quieres, Dios va a cumplir todo lo que ha prometido. No importa si estas pasando el peor momento de tu vida, si estÁs en la crisis mas grande, Él esta contigo y Su amor te lleva a ver todo lo que tiene preparado para tu vida.

Adora al Señor por su grandeza, Él va a cumplir todo lo que ha prometido. Es necesario que estés cerca del Señor para que puedas contemplar su grandza y entender el propósito que tiene para tu vida. Sin importar tu condicion, tu error, o tu nombre, Su amor por ti nunca cambia.

El final siempre es el comienzo, cuando Jesús estaba en la Cruz del calvario, todos pensaron que era el final, pero resultó que era solo el comienzo del plan de redención. En muchas áreas de tu vida parece que fuera el fin, pero ninguna historia escrita por la mano de Dios termina con un final triste, toda historia escrita por la mano de Dios termina con alegría y triunfo. Tu historia está escrita por la mano de Dios y terminará con gozo, alegría y victoria.

Su presencia capta mi atención para poder recibir todo lo que el padre tiene para ti. Hoy hemos entrado a un nuevo tiempo con el señor, por eso él te ha dicho que te prepares porque todo está cambiando a tu favor. ¡Feliz año nuevo!

Viernes, Octubre 20, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM