Ver Días Buenos

Pastora Liberlys López

¿Cuántos quisiéran ver días buenos todos los días de su vida? ¡Todos lo queremos! Pero los días buenos no llegan, los días buenos debes quererlos, desearlos tal como lo dice la Palabra de Dios.

1 Pedro 3:10-12 (RVR)
"Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño; apártese del mal, y haga el bien; busque la paz, y sígala. Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal".

Muchas veces hemos tenido días malos que queremos que pasen rápido y también hemos tenido días buenos que no queremos que se acaben. La Palabra de Dios nos da la garantía de que podemos vivir días buenos todos los días de nuestra vida. Pero, ¿cómo podemos hacer nosotros para que todos los días sean buenos?

Para tener días buenos debes:
1. Refrenar tu lengua del mal
No puedes pretender tener un día bueno llamando un día malo con lo que estás hablando. Las palabras que hablamos crean realidades. Cuando yo hablo bien voy a recibir buenas cosas, pero cuando hablo mal recibo cosas malas.

La lucha que estás teniendo la acortas con tu lengua, entonces si las cosas malas yo las acorto hablando bien, ¿qué las alarga? ¡La misma lengua! Tienes que aprender a hablar bien. La Palabra bendecir es bien hablar, hablar bien y la palabra maldecir es mal hablar, hablar mal.

¿Qué estas hablando? Mujer, ¿qué estas hablando de tu esposo, de tus hijos? Las mujeres hablamos mucho, pero podemos entonces aprovechar ese don para hablar bien. No es posible que en nuestras casas nuestra boca sea abierta para hablar calamidad, cantaleta y solo lo que quieras hablar. ¡No! La Biblia dice que la mujer sabia abre su boca con cordura e inteligencia.

Dios nos entrega esferas de influencia y autoridad, ¿qué estás hablando de la gente que Dios te confió? Habla bien de ellos y confiesa la Palabra sobre sus vidas. Tú decides los días que quieres ver en tu liderazgo y con la gente bajo tu cuidado. Comienza a hablarlo, porque lo que hablas crea realidades. Decide crear buenas cosas para el 2018 a través de tu palabras y no hables lo que ves, habla lo que crees y lo que Dios ya ha hablado. Desarraiga todo lo negativo que hayas sembrado con tu boca.

Jeremías 1:9-10 (NVI)
"Luego extendió el Señor la mano y, tocándome la boca, me dijo: «He puesto en tu boca mis palabras. Mira, hoy te doy autoridad sobre naciones y reinos, »para arrancar y derribar, para destruir y demoler, para construir y plantar».

Tú tienes autoridad de parte de Dios para desarraigar todo lo malo que has sembrado con tus palabras y lo arrancas hablando diferente. Hay muchas promesas en la Palara de Dios que podemos hablar como para estar hablando mal.

Proverbios 13: 3 (NTV)
"Los que controlan su lengua tendrán una larga vida; el abrir la boca puede arruinarlo todo".

Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada. Hablamos que las mujeres hablan mucho y los hombres hablan poco. Así que hombres: Cuando hablen, decidan hablar cosas buenas, acordes a la Palabra de Dios.

Ya está bueno de hablar lo que quieras, yo hoy te reto a que alinies tu boca con la boca de Dios y empieces a hablar bien y a ver días buenos mientras hablas lo correcto. No hables lo que quieras, habla lo que Dios ha hablado y comienza a bendecir. Si hay cosas que estás viendo y no te gustan, cierra tu sojos y comienza a declarar lo que Dios te ha prometido.

2. No mentir
Hay gente que miente por hobbie, que sin necesidad de hacerlo lo hacen. Tú decides si hablas la verdad o si hablas mentiras. La exageración es mentira; cuando acomodas la verdad, estás mintiendo; cuando dices la verdad parcial, estás mintiendo. Una verdad a medias es una mentira completa. Tienes que decidir hoy vivir con la verdad, con transparencia porque Dios odia la mentira, porque esta es del diablo.

Proverbios 6:16-19 (RVR)
"Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos".

No hables mentiras, cuando tú mientes es porque le perdiste el temor a Dios. Tú puedes engañar a todo el mundo, pero jamás podrás engañar a Dios y vas a recibir de lo malo que estás haciendo a través de esa mentira. Una cosa es hablar en fe y otra cosa muy diferente es mentir.

Proverbios 12:22 (LBLA)
"Los labios mentirosos son abominación al Señor, pero los que obran fielmente son su deleite".

Juan 8:44 (RVR)
"Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira".

Cuando hablas mentiras te estás pareciendo al diablo y si tú eres un hijo de Dios, debes hablar siempre la verdad sin importar cuánto te cueste.

Efesios 4:25 (RVR)
"Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros".

Lo único que debes hacer con la mentira es desecharla y decidir hablar siempre con la verdad.

3. Apartarse del mal
Es tu decisión apartarte del mal, no hacer lo malo ni involucrarte con quienes lo hacen. No juegues con el pecado, no juegues con fuego porque el que juega con fuego se quema. No estés tentando el pecado, ¡huye! Apártate, no compartas con los que hacen el mal, tú eres diferente y tu vida debe ser hacer el bien.

Proverbios 14:16 (NVI)
"El sabio teme al Señor y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y se pasa de confiado".

El que le teme al Señor se aparta del mal, es decir, que el no se aparta del mal ha perdido el temor de Dios y es necio.

Proverbios 16:17 (RVR)
"El camino de los rectos se aparta del mal; su vida guarda el que guarda su camino".

No te expongas al pecado, debes apartarte y no jugar con él.

Proverbios 3:7 (RVR)
"No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal;...".

1 Tesalonicenses 5:21-22 (RVR)
"Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal".

Apártate del mal y de todo aquello que tenga apariencia de maldad. Si no te parece tan malo, es malo. Si tú no aborreces el mal nunca podrás conquistarlo, el mal nunca debe tener autoridad sobre tu vida.

Romanos 12:9 (RVR)
"El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno".

Lo bueno es bueno y lo malo es malo, no hay términos medios.

4. Hacer el bien
La mejor manera que tienes para contrarrestar el mal es hacer el bien. Todos los días de tu vida decide buscar a alguien a quien bendecir. No hables mal de tus acusadores, habla bien y no pagues mal por mal. Las palabras tienen un efecto de rebote, todo lo que hables lo vas a recibir, así que comienza a hablar bien y busca a alguien a quien bendecir, primeramente a todos los que han hecho mal.

1Tesalonicenses 5:15 (RVR)
"Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos".

Romanos 12:21 (RVR)
"No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal".

5. Busca la paz y síguela
Buscar la paz es tu decisión. Lo primero que debes buscar es la paz dentro de ti, por eso cuando tienes méritos para armar un pleito tú decides buscar dentro de ti esa paz y comenzar a perdonar, porque si no perdonas y no estás en paz contigo mismo, no puedes buscar estar en paz con los demás.

Nadie puede esconder lo que hay dentro de sí, siempre las intenciones de tu corazón van a salir, por eso debes buscar primeramente tener paz contigo mismo para luego estar en paz con los demás.

Romanos 12:17-18 (RVR)
"No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres".

Hay gente que no va a querer hacer la paz contigo pero en cuanto de ti dependa, tú estarás en paz con ellos. Quizás vas a recibir malos tratos, momentos en los que te ignoren, rechazo pero tu corazón permanecerá sano y así podrás vivir días buenos.

Hebreos 12:14-15 (RVR)
"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;...".

No permitas que los pleitos, las contiendas dañen lo que Dios tiene para tu vida. ¡Tú decides!

Salmos 34:11-15 (RVR)
"Venid, hijos, oídme; el temor de Jehová os enseñaré. ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, y haz el bien; busca la paz, y síguela. Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos".

Esto implica que Su gracia y Su favor estarán sobre tu vida. Cada día tú decides qué quieres ver, cada día es un regalo de Dios, una oportunidad para cambiar tu vida. Es tu decisión si obedeces o no a la Palabra de Dios para poder vivir días buenos. Ten la certeza cada día que tu bienestar no depende de con qué pie te levantas, sino de tu decidir hablar bien diariamente, vivir en verdad, apartándote del mal, haciendo el bien cada día, bendiciendo a otros, buscando la paz y siguiendola día a día.

Domingo, Enero 21, 2018

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM