Una Vida Que Agrade A Dios

Pastora Igna De Suárez

Génesis 5:18-24 (RVR) «Vivió Jared ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc. Y vivió Jared, después que engendró a Enoc, ochocientos años, y engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Jared novecientos sesenta y dos años; y murió. Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén. Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años. Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios".

Enoc vivió en tiempos antidiluvianos, los días antes del que diluvio viniera. Eran tiempos muy malos, llenos de maldad, violencia y corrupción.

Génesis 6:5-6 (RVR)
«Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón".

Este es el designio de la descripción de los días que este hombre estaba viviendo, donde había mucha maldad sobre la tierra.

Génesis 6:11-12 (RVR)
«Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra".

La corrupción se daba en todos los ámbitos, la maldad, la corrupción, la violencia y dice la Biblia que todo esto trajo dolor al corazón de Dios.

Mateo 24:36-38 (RVR)
«Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,...".

Una de las cosas que marcan los tiempos antidiluvianos es la desintegración de la familia, que era muy fuerte y era lo que generaba la violencia, la maldad y la corrupción.

Los días de Noé y de Enoc no son diferentes a nuestros días. Cuando miramos lo que está pasando alrededor, nos asombra; cada día cuando vemos las noticias, encontramos que no hay nada bueno. Nos describe una violencia sin límites.

La familia hoy se está desmoronando, hijos abandonados porque o no tienen a sus padres o los tienen, pero son ausentes de su responsabilidad. Tantas cosas que están afectando el entorno familiar, la principal célula de la sociedad.

En medio de esa violencia que se vivía en los días de Noé, hubo un hombre que tomó una decisión de ser diferente, aunque le costara la burla y el oprobio. Enoc decidió vivir una vida que agradara a Dios y actuar conforme se comportaban los que le rodeaban.

Este es el mensaje que Dios quiere traernos hoy: Necesitamos hacer un alto y decidir que clase de vida vivimos. Tú puedes vivir una vida medio cristiana, influenciado por la forma de vivir del mundo, o puedes vivir una vida que le agrade totalmente a Dios.

Características de la vida de Enoc:
* Enoc caminó con Dios (verso 22-24): La vida que Enoc vivió de caminar con Dios implicaba creerle a Dios. No solamente creer en Él sino a Él.

Hebreos 11:5 (RVR)
«Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios".

Para poder caminar con alguien hay que creerle. Cuando se camina con Dios hablamos de creerle a Él. Enoc creyó en Dios y lo dejó registrado en Hebreos.

Creemos en que Él es Dios y que no hay nadie como Él, que Él no tiene principio, sino que es el principio y el fin, el alpha y la omega.

Amos 3:3 (RVR)
«¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?»

Caminar con Dios implica tener intimidad con Él. Cuando alguien está en desacuerdo tratamos de mantener la relación pero es difícil, porque para caminar juntos hay que estar de acuerdo.

Caminar con Dios habla de una vida con Él, de una amistad con Él, de cada día tener más ganas de estar con Él.

Para poder conocer a Dios hay que caminar con Él, vivir en intimidad y comunión con Él

Caminar con Dios implica una vida de devoción y esto a su vez, implica:
- Temor de Dios: Que es amar a Dios por encima de todo. Es amar lo que Él ama y repudiar lo que Él repudia.
- Pasión por Dios: Una pasión que nos mantiene en una dimensión cercana a Él y con ganas y anhelos de trabajar para Él, de llevar a otros al conocimiento de Él.

* Enoc agradó a Dios (He. 11:5): Es una actitud personal hacia Dios, que produce actitudes en una persona que alegra Su corazón. Es con mis actitudes, que son la manifestación de mi carácter, de lo que yo soy, como alegro cada día el corazón de Dios.

En Job vemos en sus 42 capítulos la descripción de quién era él.

Job 1:1 (RVR)
«Hubo en tierra de Uz un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.»
‭‭
Cuando vemos en el mismo capítulo 1, versos 8 y 9, encontramos a Dios hablando con Satanás y Dios es quien toma la iniciativa.

Job 1:8 (RVR)
«Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?»

Cuando leo esto pienso en un Dios que vive agradado de su hijo Job y que es como un trofeo de mostrar para él. Esto era porque Job vivía para agradar a Dios, esto era su deleite.

Job 1:9-10 (RVR)
«Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra.»

A pesar de su tribulaciones y adversidad, Job no le atribuyó ningún despropósito a Dios. Esa es la clase de vida que le agrada al Señor. Agradar a Dios es cada mañana levantarnos y proponernos sacarle una sonrisa a Él.

* Enoc fue un hombre qué caminó marcando sus generaciones para Dios (verso 22): Desde que tuvo su primer hijo, Enoc vivió 300 años caminando con Dios y agradándole para que su hijo pudiera ver en él a Dios, para él poder transmitirle al Señor a través de su conducta. Su vida tenía que impregnar la vida de sus generaciones y cada uno de sus hijos y de sus descendentes fueron marcados de alguna forma, para seguirle a Dios.

Tus hijos nunca harán lo que tú les digas, harán lo que te vean hacer. Tu caminar es una huella en esta tierra que marcará tu descendencia.

Génesis 6:8 (RVR)
«Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.»

Estamos hablando del bisnieto de Enoc. Matusalén fue el hijo de Enoc, quien tuvo a Lamec, pero Noé fue su bisnieto, su cuarta generación.

Y en Génesis 6:9 dice «Éstas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.». Dice la Biblia que Noé también marcó sus generaciones.

Hebreos 11:7 (RVR)
«Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.»
‭‭
Yo quiero retar hoy a padres y madres, hago la diferencia porque sé que hay madres que dirigen solas sus hogares, pero todos tienen una responsabilidad de marcar la vida de sus hijos. Tienes que instruirles en la fe como lo hicieron con Timoteo.

2 Timoteo 1:5 (RVR)
«trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.»
‭‭
El padre de Timoteo era griego, por tanto estaba marcado con los dioses de la mitología griega. Pero Eunice, su madre, era una mujer sabia y no peleó con él por esto. Su abuela Loida desde el nacimiento declaró que Timoteo no significaría consagrado a los dioses (Timoteo es un nombre griego), sino consagrado al Dios verdadero. Dos mujeres judeocristianas marcaron la vida de Enoc con una fe no fingida.

* Enoc predicó un mensaje confrontativo y profético en medio de un mundo lleno de corrupción: Enoc fue un predicador.

Judas 1:14-16
«De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Éstos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.»

Enoc fue un predicador que no negoció su mensaje, a pesar de estar rodeado de un mundo corrupto.

Hoy tristemente predicadores negocian su mensaje y dan un mensaje diluido que agrada al pecador pero que no le confronta.

Dios espera que vivamos como Enoc, una vida que camina con Dios, que agrada Su corazón en cada área y aspectos. Una vida que se responsabiliza de marcar los hijos que Dios nos ha dado, naturales y espirituales. Una vida que proclama un mensaje como lo describe esta palabra.

Desarrolla un sacerdocio que marque tus generaciones en amar a Dios apasionadamente, en caminar creyéndole a Él, estando en intimidad con Él.

¿Qué clase de vida estás viviendo? ¿Qué ajustes tienes que hacer? Decide vivir una vida agradable ante los ojos de Dios.

Domingo, Julio 30, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video