Restaurando Lo Que Se Ha Perdido

Pastora Liberlys López

Joel 2:25 (RVR) "El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,..."

En nuestra vida todos estamos expuestos a pérdidas, en algún momento de nuestra vida hemos pasado por pérdida, y eso implica un quebranto, un desgaste, algo que salió mal o que nuestras expectativas no se cumplieron.

Estas pérdidas pueden verse reflejadas en tus finanzas, en tu familia por un hijo que se fue o en drogas, en muchas cosas. Las pérdidas en nuestras vidas siempre son un arma que el diablo usa para robarnos nuestra fe en el Señor Jesús.

Si bien el diablo usa la pérdida para robarte tu fe, Dios usa la pérdida para formar tu carácter y devolverte eso multiplicado, no importa lo que el diablo haya hecho, Dios restaura.

Tal vez estás viendo eso como un imposible, pero el Dios que conocemos es un Dios que restaura, que cuando dice algo Él lo va a cumplir, sin importar cómo esté la situación, Él quiere restaurar en tu vida todo lo que el diablo te ha robado.

Puedes estar partido en 5 mil pedazos pero Dios te creó y Él te puede volver a formar, si tu matrimonio está destruido, Él puede hacerlo nuevo, si te falta un pedazo Dios se lo pone, no hay excusa cuando le creemos a Dios por restauración.

No mires más las circunstancias, el Señor tiene poder para cumplir lo que ha hablado en tu vida, no te preguntes cómo Dios lo va a hacer. Tal vez cuando llegas a tu casa ahí está el vacío de tu hijo, de tu esposo, la nevera vacía, los ojos naturales engañan y debilitan en la fe.

Cuando haya cosas para ver que no te agradan cierra tus ojos naturales y comienza a ver con los espirituales y vas a ver no las circunstancias sino al Dios que habló, que puede cambiar tu circunstancia.

En Dios hay respuesta, Dios lo va a hacer, no lo dudes por un segundo que si Él habló Él va a cumplir, Él le habló a Israel en un tiempo de hambre, plaga y escasez y que la gente lo iba a reconocer que había Dios que restauraba.

La gente va a reconocer que hay Dios en medio de tus finanzas, de tu salud, Dios rige tu vida, no el infierno. Dios tiene el control y si Él hablo, Él lo va a hacer.

Tal vez en tu caso no fue el diablo el que robó, sino que eres una persona que has pecado, has adulterado, ese no fue el diablo, fue tu carne, muchas cosas que han traído pérdida a tu vida no fueron por el diablo, muchas cosas fueron malas decisiones, errores, pecados, pero aun si la pérdida vino a tu vida por errores del pasado, por pecados, Dios puede restaurarte.

2 Crónicas 7:14
"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra."

Si tú pecaste, ese pecado trajo pérdidas, pero si te arrepientes, buscas el rostro del Señor, te humillas delante de Él, no sólo te perdona sino que te restaura y te restaura al doble, es decir que el diablo pierde por punta y punta, nosotros siempre ganamos.

Dios ha hablado que es tiempo de restitución, y si Dios habló lo debes creer, no importa lo que estés pasando, porque el poder de Dios está disponible para todos aquellos que decidimos creer.

¿Qué hago cuando hay pérdidas para que Dios pueda restaurar?

1. Creerle a Dios
¿Hay convicción en tu espíritu que Dios es un Dios que restaura?, si tú crees que es así Dios está listo para restaurar en tu vida, la duda no tiene cabida, tu tienes que creer sin importar lo que estés viendo, si lo crees Dios lo va a hacer, confía que Él esta trabajando a tu favor.

Job 42: 2 - 3
"Yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía."

Job habló cualquier cantidad de locuras y sin sentido, como quizá tú has hablado en medio de tu perdida, pero Job decidió reconocer que Dios todo lo puede, reconoció que hablaba lo que no entendía, que no comprendía las cosas maravillosas de Dios, que se limitó a mirar lo que estaba delante de sus ojos, así que hoy tú puedes decidir no ver las circunstancias sino ver a Dios obrar en medio de cualquier circunstancia.

Quita los ojos de las circunstancias y comienza a ver a Dios obrar en medio de las circunstancias, cuando crees que Dios lo puede hacer la restitución inicia. Cuando Job dijo eso todo comenzó a arreglarse, después de la restitución tú no vas a ser el mismo, tú vas a ser mejor, vas a estar más fuerte y creyendo por mayores cosas porque Dios se va a encargar de que tu carácter y fe sean fortalecidos.

Deja de quejarte, no es tiempo de quejarse, es tiempo de hablar la Palabra de Dios.

Joel 2:21 - 24
"Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. Animales del campo, no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos. Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. Las cosas que Dios va a hacer para tu vida son grandes, vas a dar frutos porque Dios te va a restaurar esa área, y vas a dar fruto que permanezca. No temas, el Señor te va a restaurar, todos los días va a venir temor a tu vida, aunque Jesús esté en tu corazón, porque aun tienes carne, por eso Dios te dice que no temas, cada vez que viene una circunstancia el Señor te dice que no temas, el temor te impide ver a Dios obrar en tu vida. El temor lo dejas comenzando a alegrarte y gozarte en medio de tu situación, en cada circunstancia Dios siempre te recuerda que no miente, si Él dijo que te va a restaurar Él lo va a hacer, no importa cómo vino la pérdida a tu vida."

2. Olvido los pecados y errores del pasado.

Tú no puedes recuperar lo que has perdido mirando el motivo por el cual lo perdiste, deja decir "si hubiera hecho o si no hubiera hecho", eso no sirve de nada, lo que dejaste de hacer simplemente no lo hiciste, no puedes ir al pasado para cambiar las cosas, pero sí puedes trabajar en tu presente para tener un futuro glorioso.

No importa quién tuvo la culpa, si te asociaste mal, si invertiste mal, lo único importante es que Dios va a restaurar.

Filipenses 3:13
"Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,"

Tú no puedes avanzar mirando al pasado, muchas de las veces que no podemos ver a Dios obrar es porque estamos mirando el pasado, Dios está haciendo cosas nuevas en tu vida pero por andar mirando el pasado te pierdes de lo nuevo.

Isaías 43:18
"No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas."

Dios está haciendo algo nuevo, no permitas que el error del pasado te bloquee para no ver lo que Dios está haciendo, si Él va a hacer algo nuevo en tu familia tú lo vas a ver, éste es el tiempo para verlo.

No permitas que los errores y el pecado del pasado dañen el futuro glorioso que Dios tiene para tu vida, si Dios va a restaurar Él lo va a hacer.

3. Determina con firmeza lo que va a ser restaurado en tu vida.

Tú debes determinar qué es lo que Dios va a recuperar, el diablo viene a decirte hasta dónde le puedes creer a Dios, tal vez crees por tu familia y se convirtió tu esposo y el diablo te dice que ya tienes un logro, que le sirvas al Señor con tu esposo, y no te enfoques en tus hijos.

Tal vez el diablo te dice que no puedes restaurar la gran empresa, que hagas una pequeña, que por lo menos ya tienes un trabajo, y algunos terminan dándole la razón al diablo, pero el Dios al que tu le sirves es un Dios de abundancia, no es un Dios de escasez, no te da las cosas a medias, la Palabra dice que Él vino a darte vida y vida en abundancia, Él te va a restaurar mucho más allá de lo que pides o entiendes.

Jesús fue a la cruz y dice la Palabra que Él derramó hasta la última gota de sangre para que tú fueras sano, próspero, para que tu familia fuera salva completa, cuando crees que un familiar más es mucho, estás diciendo que el sacrificio de Jesús fue incompleto.

Ríos de Vida no tiene mentalidad de escasez sino de abundancia, tenemos y le hemos creído a un Dios que da en abundancia, no negocies con el diablo.

Faraón le ofreció a Moisés que se fueran los hombres y no los jóvenes, y Moisés dijo que no, luego le ofreció que se fueron los jóvenes pero le dejaran las ovejas, y Moisés dijo que no, y así sucesivamente.

Éxodo 10:26
"Nuestros ganados irán también con nosotros; no quedará ni una pezuña; porque de ellos hemos de tomar para servir a Jehová nuestro Dios, y no sabemos con qué hemos de servir a Jehová hasta que lleguemos allá."

Con toda tu familia le vas a servir a Jehová, ni una pezuña en el mundo, no le vas a dejar nada al diablo, porque por todo Jesús pagó un precio de sangre, y si el pagó por todo tú vas a recibir todo, no te acostumbres a negociar con el diablo ni a vivir una vida mediocre cuando Jesús nos dijo que tendríamos una vida de abundancia.

4. Actúa con autoridad para quitarle al diablo lo que te ha robado.

Hoy le vas a declarar la guerra al diablo, los demonios se están alistando para no dejarte, pero el cielo también se está alistando, está en tu ayuda porque te levantaste, y ésta guerra la vamos a ganar porque nuestro Dios no conoce derrota, Él es un victorioso y la Palabra dice que tú y yo somos coherederos con Cristo.

1 Samuel 30:8
"Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos."

Esta es la historia cuando se metieron al campamento de David, se le llevaron a las mujeres, a los hijos y cuando David llegó estaba todo en ruinas, solo había cenizas, y dice la palabra que David lloró hasta no tener más lágrimas pero una vez se levantó se secó las lagrimas y consultó al Señor.

Tal vez estás pesando en cosas que has perdido, que están en cenizas y llovió, es decir, que están mojadas, ¿será que vale la pena el cansancio, el esfuerzo y volverlo a intentar?, ¿o mejor lo dejas así?, el Señor le respondió que los siguiera porque ciertamente los alcanzaría.

El Señor te dice hoy que vale la pena pelear por tu familia, por tus finanzas, por tu salud, lo vas a alcanzar. Mucha gente está alrededor viendo cuando todo fracasa en tu vida, los amigos se van a ir, los enemigos se duran un poco más porque quieren ver que ya no queda nada, que tu ruina es inminente.

Pero todos los que se fueron van a tener que regresar porque el Espíritu Santo va a soplar sobre esas cenizas, y va a levantar un fuego con más poder para resucitar cosas, de las cenizas Dios va a levantar una llama porque tú y tu casa le van a servir al Señor.

Es tiempo de ponerte en posición de guerra, párate y dile al diablo que no tiene autoridad, el diablo jamás puede traspasar la sangre de Cristo, no te preocupes pues la guerra está ganada, tienes que ir tras esos ladrones de tu paz y de tus finanzas.

El Señor habló y si el Señor habló lo debemos creer, Él dijo que éste es año de rompimiento, de promesas cumplidas, de restitución, no te preocupes cómo lo va a hacer, lo importante es que Él lo va a hacer.

1 Samuel 30: 19
"Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David."

Todo lo recuperó David, y todo lo vas a recuperar tu, ni una pezuña en Egipto, ni una pezuña en el mundo, nada le vamos a dejar al diablo.

Domingo, Abril 9, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM