Poseyendo Nuestra Herencia

Pastora Igna De Suárez

Efesios 1:11 -14 (RV60) “En Cristo también fuimos hechos herederos, pues fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad, 12 a fin de que nosotros, que ya hemos puesto nuestra esperanza en Cristo, seamos para alabanza de su gloria.

En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido. Este garantiza nuestra herencia hasta que llegue la redención final del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria”

Juan 1:12 “Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios”

Debemos vivir bajo la paternidad de Dios porque a través de sacrificio de Cristo fuimos adoptados. En Cristo somos herederos. Es la voluntad de Dios que caminemos como herederos de Él.

¿Qué es una herencia?
“Posesión que nos ha sido dada por otra persona”. Debe haber un testamento donde quede plasmado el deseo de su corazón. La Biblia dice que hay que dejar heredad a nuestros hijos. Para que sea testamento debe haber muerte. Nosotros tenemos un testamento, somos co- heredores con Cristo.

Dios desea que sus hijos disfruten de su herencia.
Que como hijos de Dios tomemos posesión de nuestra herencia. Porque cuando lo entendemos vivimos en una dimensión de victoria. Lastimosamente, muchos hijos de Dios mueren sin conocer su herencia, es clave entender esto. Porque la falta de conocimiento nos lleva a la destrucción.

Efesios 1:18 (RV60) “Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos”

Es posible que materialmente no fuiste heredero de tus padres. Sin embargo, camina en la dimensión de heredero de Cristo. Muchos heredan una parte de lo que Dios tiene para ellos. Cuando Josué conquistó Canaán debía repartir las tierras entre las once tribus. Él debía exhortar a algunas tribus debido a su negligencia. Muchos de nosotros vivimos en derrota porque no entendemos la dimensión de nuestra heredad. Incluso, muchos retroceden porque les parece complicado.

Josué 18:2 – 3 (RV60) “Para entonces, todavía quedaban siete tribus que no habían recibido como herencia sus respectivos territorios 3 Así que Josué los desafió: «¿Hasta cuándo van a esperar para tomar posesión del territorio que les otorgó el Señor, Dios de sus antepasados?”

Josué 17:14 (RV60) “Las tribus de José le reprocharon a Josué: ―¿Por qué nos has dado solo una parte del territorio? Nosotros somos numerosos, y el Señor nos ha bendecido ricamente”

Josué 17:17 -18 “Pero Josué animó a las tribus de Efraín y Manasés, descendientes de José: ―Ustedes son numerosos y tienen mucho poder. No se quedarán con un solo territorio, 18 sino que poseerán la región de los bosques. Desmóntenla y ocúpenla hasta sus límites más lejanos. Y a pesar de que los cananeos tengan carros de hierro y sean muy fuertes, ustedes los podrán expulsar”

Toda herencia de Dios no va a ser fácil tomarla pero si eres valiente la poseerás y veras la bendición de Dios en todos las áreas de tu vida. No poseemos lo que es nuestro por desconocimiento, negligencia, o por qué retrocedemos ante la dificultad.

¿Cuál es nuestra herencia?
La vida eterna. Cuando vienes al Señor en arrepentimiento. El cristianismo es una relación con Dios que te permite ser transformado.
La palabra de Dios. Hechos 20:32 (SNVI) “Ahora los encomiendo a Dios y al mensaje de su gracia, mensaje que tiene poder para edificarlos y darles herencia entre todos los santificados”

Salmos 2:8 “Pídeme, y como herencia te entregaré las naciones; ¡tuyos serán los confines de la tierra!”

Isaías 54:17 No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Esta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede
—afirma el Señor—.

Salmos 127:3 “Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa”

El ministerio o llamado.
Dios mismo es nuestra más grande herencia. Deuteronomio 10:8 -9 (RV60). A los levitas no les dio herencia. A los que sirven al Señor enseñando al pueblo hacer diferencia entre lo correcto e incorrecto no se le dará heredad, Dios es su heredad.
Dios está llevando al sacerdocio a una meta, a una dependencia absoluta de Él. Si tengo a Dios tendré todo y Él abrirá puertas incluso caminos donde no los hay.

Ezequiel 44:28 (RV60) ”Los sacerdotes no tendrán ninguna heredad, porque su heredad soy yo. Ustedes no les darán ninguna propiedad en Israel. Su propiedad soy yo”

1 Pedro 2:9 – 10 (RV60) “Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. 10 Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido”

Génesis 15:1 (SNVI) “Después de esto, la palabra del Señor vino a Abram en una visión: «No temas, Abram. Yo soy tu escudo, y muy grande será tu recompense”

¡Vas a ver la gloria de Dios en todas las cosas que emprendas. Porque cuando entiendes tu herencia en Dios vives en una dimensión de Victoria!

Domingo, Julio 30, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video