Licencia Para Casarse

Pastor Miguel Arrázola

La decisión más importante de una persona, después de haber recibido a Jesús, es con quién casarse. El Señor no fuerza a nadie que lo reciban como su Señor y salvador, es un caballero, si Dios no te forzó para que lo recibieras, ¿porqué piensas que Dios te va a obligar a casarte con quien no quieres?, para eso Dios te dejó los principios en su Palabra.

Proverbios 4: 7 – 8

El conocimiento está allí, Él te ayuda pero tú decides. Casarse es más importante que tener carro, en el curso de manejo te piden examen de la vista, de los oídos, de la motricidad, son como 3 meses, pero en 5 minutos te casa un cura o notario, sin testigos.

Paradójicamente el carro dura más que el matrimonio, la licencia de manejar ya no se vence, pero los matrimonios se están venciendo. Muchos tienen casas grandes y matrimonios no bonitos.

Muchos por no tener el conocimiento, sabiduría e inteligencia son víctimas de sus matrimonios sin tener que serlos.

Génesis 2:18 – 20

Dios le traía algo con 4 patas, cola y ladraba, Adán decía que era perro, la versión femenina la llamó perra, a todo lo que Dios le traía Adán lo nombraba. Hay millones especies de animales en este mundo y él le puso nombre a todas, es increíble por la mente de Dios obrando en él.
Vs. 21 - 23

Todo lo que Adán le traía lo nombraba, le trajeron a Eva y Adán se emocionó, se inspiró con la mujer.

Vs. 24
Él mismo se profetizaba a las generaciones, no fue Dios quien dijo “dejará el hombre a su padre y a su madre”, fue Adán, él dijo eso cuando padre y madre no existían, él no sabía que era eso.

Vs. 25
Estaban felices disfrutando de las bendiciones de Dios. Esa fue la idea de Dios, pero hay un problema.

Oseas 4:6

Uno de los problemas del matrimonio es que la gente no sabe para qué se casa, no sabe para qué ser mujer u hombre. Hay mujeres que actúan como hombres, no en cuanto a homosexualismo, sino actitudes.

Hay confusión en los roles y papeles, quien debiera mandar es él y quien la manda es ella. La Biblia dice que Sara llamó a Abraham señor y nosotros llamamos a la mujer señora, nunca sucede al revés en la realidad.

La mujer comienza a hacer el rol del marido y viceversa, hay hombres tan niños, infantiles e inmaduros que se comportan con la mujer como si fuese su segunda madre, el hombre es tan infantil que la mujer debe corregirlo.

Todo el tiempo desechamos el conocimiento, cuando tú desechas el conocimiento de Dios Él te retira del sacerdocio, porque Él no quiere un representante mal informado, así igual se olvida de tus hijos, esos errores se los pasas a tus hijos.

No tienes que casarte para ser feliz, sino casarte porque ya lo eres. Adán no estaba triste, no debes casarte porque te está dejando el tren, que te deje mejor.

El amor no es el fundamento de un matrimonio, el matrimonio no hace que una pareja esté junta toda la vida, el amor no lo hace. Porque tu ames a algo o a alguien no quiere decir que lo sabes manejar.

Por ejemplo te puede gustar volar en avión, pero no lo sabes manejar. Si te divorciaste significa que amaste a alguien en tu vida, no fue amor lo que te faltó, había otras fuerzas más grandes que lo separaron, el amor no es lo que te va a salvar el matrimonio.

El éxito de un matrimonio no es el amor, es el conocimiento.

1 Pedro 3:7

El amor no cambia al hombre, usted sabe que él está dañado pero tiene una infatuación que usted piensa que cuando le den la bendición va a cambiar, pero se pone peor, el amor no lo cambia.

El amor no hace a la mujer u hombre correcto, es el conocimiento. La mujer no sabe qué es ser mujer, da órdenes como hombre. El hombre no sabe cómo ser hombre, debe comportarse varonilmente, la mujer grita y no sabe hablar, se hala los cabellos.

Hay desacuerdos y no saben tratar los temas, todos los matrimonios pudieron ser salvados pero no se equiparon bien con conocimientos.

Llénate de conocimientos por amor a tus hijos, entre más sepas mejor los vas a hacer vivir, los vas a ayudar a tomar decisiones duraderas. El amor no es una emoción, es una decisión, la gente no tiene idea qué es amar. Cuando miras a alguien que te gusta te emocionas, la gente piensa que eso es amor y es hormonas, eso te puede suceder con cualquier persona, eso no es amor, amor es entrega.

Domingo, Septiembre 24, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video