Familias Llenas Del Espíritu Santo

Pastora Ma. Paula Arrázola

“Familias Llenas del Espíritu Santo” por Pastora Ma Paula Arrázola

Esta ciudad necesita que familias brillen, que sean referente a los demás. Esta ciudad necesita que tu familia alcance mayores niveles en todas las áreas; tu familia fue diseñada para ser establecida sobre el firme fundamento de la Palabra de Dios y alcanzar su máximo potencial en cada área de sus vidas, con espíritu de excelencia. Por eso hoy vamos a hablar acerca de las familias llenas del Espíritu Santo.

Lucas 1:13-15,39-43 (NVI)
“El ángel le dijo: ―No tengas miedo, Zacarías, pues ha sido escuchada tu oración. Tu esposa Elisabet te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. 14 Tendrás gozo y alegría, y muchos se regocijarán por su nacimiento, 15 porque él será un gran hombre delante del Señor. Jamás tomará vino ni licor, y será lleno del Espíritu Santo aun desde su nacimiento.

39A los pocos días María emprendió viaje y se fue de prisa a un pueblo en la región montañosa de Judea. 40 Al llegar, entró en casa de Zacarías y saludó a Elisabet. 41 Tan pronto como Elisabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre. Entonces Elisabet, llena del Espíritu Santo, 42 exclamó: ―¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el hijo que darás a luz! 43 Pero ¿cómo es esto, que la madre de mi Señor venga a verme?”.

Aquí vemos una familia llena del Espíritu Santo; si tu familia quiere ir a otro nivel, cada miembro tiene que estar lleno del Espíritu Santo. Si crees que eres el único cristiano en tu hogar, no te preocupes: Solo eres el primero, porque Dios te ha entregado una promesa y es que serán salvos tú y toda tu casa (Hechos 16:31). Tú tienes que orar por tu casa, bendecir tu casa y ser de buen testimonio para los que viven en ella.

Desafortunadamente el Cristianimo se ha vuelto de moda, antes era cosa de locos pero ahora es una moda. Pero el Cristianismo no es una religión, es una disciplina; muchos se llaman cristianos pero no viven ni hablan como cristianos y eso ha generado un malestar entre otros, porque no coordina lo que dicen con lo que viven.

Hechos 11:26 (NVI)
“… y, cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Durante todo un año se reunieron los dos con la iglesia y enseñaron a mucha gente. Fue en Antioquía donde a los discípulos se les llamó «cristianos» por primera vez”.

Quienes seguían a Jesús eran conocidos como Sus discípulos, no como cristianos. Ahora, si tú quieres una familia llena del Espíritu Santo tienes que tener una familia de discípulos.

La raíz de la palabra discípulo viene de la palabra disciplina. El Pastor nos ha enseñado que en 21 días se construye o destruye un hábito. Cuando estás construyendo un hábito tienes que ser consistente y metódico para poder construir una disciplina, que pronto se convertirá en un hábito.

Para ser familias de discípulos y ser una familia llena del Espíritu santo, que va a un nuevo nivel debemos saber que:

1. Una familia de discípulos ora todos los días

Cada miembro de la familia debe tener su devoción y comunión personal con el Señor. Cuando los padres tienen hijos que están entre los 0 y 8 años de edad, deben hacer todas las noches un devocional con sus hijos para generar un hábito en la vida de ellos. Los miembros de una familia de discípulos deben orar todos los días.

Mateo 6:6 (NVI)
“Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará”.

La oración siempre es recompensada en público; es realizada en privado pero siempre es recompensada en público.

Hechos 1:13-14 (NVI)
“Cuando llegaron, subieron al lugar donde se alojaban. Estaban allí Pedro, Juan, Jacobo, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hijo de Jacobo. 14 Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María”.

Hay un aspecto público y privado de la oración. Todos los días los discípulos oraban con María y con los hermanos de Jesús.

2. Una familia de discípulos habla vida

Proverbios 18:21 (NVI)
“En la lengua hay poder de vida y muerte; quienes la aman comerán de su fruto”.

Una familia que es y hace discípulos habla palabras de bendición, de sanidad, de victoria en casa. En tu casa se debe escuchar la Palabra de Dios pronunciándose en las bocas de los que viven allí, deben haber discípulos hablando la Biblia.

No hables mal de los Pastores en casa, guarda el corazón de tus hijos y no los dañes, para que luego no tengan una mala actitud frente a esas personas. No hables mal de tus Pastores ni de nadie más en tu casa, aprende mejor a resolver esos conflictos.

3. Una familia de discípulos lee la Biblia todos los días

Debes leer la Biblia sistemáticamente, todos los días para poder entender los tiempos y los hechos de la Biblia. Una familia que quiere ir a otro nivel, que quiere estar llena del Espíritu Santo debe leer la Biblia todos los días.

4. Una familia de discípulos no falta a la Iglesia

Si tus hijos te pregunten si van a ir a la Iglesia, si te hacen la pregunta “Papá, ¿vamos para la Iglesia hoy?” o si ellos saben que es normal ir a otro lugar que no sea la Iglesia un domingo, esto quiere decir que algo estás haciendo mal.

Cuando la Iglesia para ti es una opción, tienes que mirar si en verdad estás convertido, porque para un hijo de Dios la Iglesia no es una opción. Esos cristianos que no van a la Iglesia tienen que revaluar su Cristianismo. La vida de un cristiano tiene que girar en torno a la Iglesia: Su horario, su vida social, su vida de estudio, ¡todo!

Como cristiano debes ser firme con los demás para que no termines acomodándote a todo el mundo, porque tú tienes una vida en la Iglesia y tu vida gira en torno a ella. No comprometas la Iglesia, un cristiano, un discípulo, una familia de discípulos se congrega siempre.

La ciudad necesita familias a un nuevo nivel y para serlo, debemos ser familias llenas del Espíritu Santo y para ello debemos orar todos los días, hablar palabras de vida, leer la Biblia todos los días y congregarse siempre.

Declaramos que cada familia en nuestra congregación está establecida firmemente en la Palabra de Dios y alcanzará su máximo potencial en cada área de sus vidas, con espíritu de excelencia. En el nombre de Jesús, Amén.

Domingo, Noviembre 12, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM