El Poder De La Cena Del Señor

Pastor Miguel Arrázola

1 Corintios 11:23-26 Hoy les quiero hablar sobre El poder de la Santa Cena. Mientras crecía en los caminos del Señor, me asustaron con este tema. Yo le tenía temor a la Santa Cena, me sentía en la silla eléctrica porque me condenaban. Y me decían que si tomaba la Santa Cena y había cometido pecado me iba al infierno y que para poder participar de ella, tenía que confesar todos los pecados, entonces decidía no tomarla.

Yo he comprendido que la Santa Cena es una expresión del amor de Dios, no de Su juicio. Para muchos esto se volvió un ritual, pero es por que no lo han entendido. La Santa Cena no es un ritual sino otra manera de recibir milagros, sanidad y larga vida. Cuando yo como ese pan y tomo esa bebida, estoy tomando Su gran demostración de amor, Su cuerpo molido para que yo pudiera estar pleno. Cada vez que tomas la Santa Cena desatas tu fe. Su sangre te hizo por siempre santo, puro y sin condenación ni culpa. Así que hoy puedes pararte ante Su trono tal como Jesús lo hace. La Santa Cena es un canal de sanidad divina. Por no entenderlo, se ha vuelto un ritual.

La sanidad es tan importante que sin ella no se puede vivir. ¿Para qué dinero si no hay salud? La mayoría de milagros que Jesús hizo fueron de sanidad. Esto es porque Él es sanidad. Jesús sanó a todos (Hechos 10:38). Jesús caminó una vez sobre el agua, calmó la tempestad una vez, pero sanó todo el tiempo.

¿Por qué los cristianos se enferman? La respuesta la encontramos en la revelación de la Santa Cena en 1 Corintios 11:29-30. Se enferman a causa de tomar la Santa Cena indignamente. Hay cristianos que se enferman por todo, un día tienen gripe, otro día dolor de cabeza, de estómago, la mayoría de ellos están débiles. Entonces, ¿cuál es la razón? Pues, por no discernir. Si tenemos discernimiento, siempre caminaremos en vida, en largura de años. La Iglesia de los Corintios no sabía que comía cada vez que tomaban esa bebida con ese pan y muchos cristianos en la Iglesia están igual a ellos; no tienen ni idea, es simplemente una rutina y no tienen fe. Dios no es un Dios de ritos sino de milagros. Si alcanzas a comprender esto no estarás enfermo, ni cansado. Sin discernimiento hay enfermedad, debilidad y muerte.

Hoy en día es muy famoso en los cristianos la dieta mediterránea de Jesús. Pero ellos no saben que Jesús sanó a todos aquellos que vivían y comían en el Mediterráneo. No es lo que comas, hagas o dejes de hacer, es a quien le das gloria.

Hechos 2:42-46. Hoy la Iglesia es experta en doctrina, comunión y oración pero muchas no lo son en partir el pan. Una buena enseñanza produce fe para recibir un milagro de Dios como la Santa Cena lo produce. Si usted parte el pan y lo entiende, nunca estará enfermo. Por no entenderla hay muchos enfermos, débiles y muriendo de jóvenes. Al bendecido siempre lo persiguen. Cristo se hizo pobre para que recibieras prosperidad. ¿Cómo Jesús se hizo pobre? En la cruz, cuando le quitaron la última prenda que le quedaba. Si la Biblia dice "El Señor es mi Pastor y nada me faltará", quiere decir que lo tienes todo. También dice "Amado, yo deseo que seas prosperado en todas las áreas".

Parece ser que lo único bueno que pasa en la vida de los críticos es nuestra bendición. Cuando a mi me critican no me callan, me dan deseos de superación. Si Jesús murió para que yo fuese sano y rico, que me bendiga todo lo que Él quiera. Cada vez que tomas la Santa Cena, te rejuveneces, sales sano, prospero y hoy se te añaden 60 años de vida. La Santa Cena añade vida a tus años y años a tu vida. Una de mis grandes pasiones es ver a mi gente bendecida, me encanta verlos bendecidos.

Jesús pagó por nuestros pecados con Su preciosa sangre, Su sangre está representada en la bebida. Pero, ¿qué representa el pan? Si la sangre es perdón, ¿qué es el pan?. Marcos 7:27-29 en estos versículos, el Señor nos da a entender que el pan representa la sanidad. Jesús estableció que este pan, que es Su cuerpo, sería roto por nuestra sanidad. En esta parte de la Escritura, vemos que Jesús ve el pan como la sanidad para Sus hijos. El pan es la sanidad de los hijos de Dios.

Mateo 26:26. Jesús tenía tanta sanidad que sus vestiduras sanaban, quien tocaba su ropa era sano automáticamente. El nunca le dijo a Pedro "¡Predica! hoy que no me siento bien", Jesús jamas dijo esto. La mujer del flujo se sangre al tocar su mantó quedo sana.

En Éxodo 12 Jesús dijo que hicieran el pan sin levadura. Y años después, Jesús tomó el pan y dijo: Este es mi cuerpo. Él se estaba representando en el pan, y en la Biblia dice que sin levadura significa sin pecado. Cuando tú tomas la cena del Señor, tú sabes que Su cuerpo fue roto e inmediatamente recibes sanidad. Esto es un recordatorio visual de la obra de la Cruz. La santa cena es la doble cura.

Lucas 22:15-19. Jesús en la cena les dijo que tendrían los beneficios de la Cruz con un pan y una bebida. El Antiguo Testamento es la sombra del Nuevo Testamento. En Éxodo 12, se usaba el cordero y el pan sin levadura como representación de lo que estaba por venir. La sanidad como el perdón de pecados no es una promesa, es un derecho comprado con la sangre de Jesús para los hijos de Dios.

Colosenses 2:15. Para que las personas se salven, debes hablarles de Jesús, pero para ser sano solo tienes que tomar la Cena, ya que al tomarla le estamos anunciando al Diablo que está derrotado sobre tu vida y le estamos recordando a las potestades que Jesús triunfó sobre ellos. Si tu casa está endemoniada, no gastes palabras, solo toma la Santa Cena y todos se van. El que es amigo de tu enemigo, no es tu amigo.

1 Corintios 11:29-30. La palabra indignamente es un adverbio, significa que modifica al verbo. En este caso, indigno describe la acción de tomar y comer. El indigno es la forma, no la persona. Ninguno de nosotros es digno, sino solo por la sangre de Jesús. Tomarla indignamente es no discernir el cuerpo del Señor, es la forma no la persona, es el acto no el humano. Los Corintios tomaban la cena sin saber que representaba. Cuando tú tratas esto como un ritual, es una forma indigna de tomarla. La manera en que la tomamos determina los beneficios que recibimos. Cuando la Biblia dice que se examine es ver cómo estás tomando la Santa Cena, no condenarte. Juicio, en griego significa sentencia divina. Cuando Abraham peco contra Dios vino una sentencia divina. El Espíritu Santo vivifíca nuestros cuerpos mortales. Cuando Adán participó de la comida, al comer esa manzana, entró muerte a la humanidad pero cuando Cristo partió y comió la cena, entró vida a la humanidad.

Ofrenda (Pastora Ma. Paula Arrázola)
Oseas 4:6-7. Hay dos formas de ser destruido, la primera es por no tener conocimiento y la segunda es por desechar el conocimiento. Por ejemplo, si un policía te para por un cruce indebido y tú no sabías, igual tendrás una multa ya que la información estaba dada. La siguiente haces el mismo cruce y te para el mismo policía, esta vez te pusieron la multa no por falta de conocimiento, sino porque lo desechaste.

El no saber no te justifica. Sin embargo, cuando sabes que no debes hacer algo y lo haces, es peor. Si algo pasa financieramente en tu vida no es culpa nuestra, porque cada semana te enseñamos acerca de ofrendas y diezmos. Nosotros podríamos pasar la enseñanza de ofrendas por alto, pero me parece que usted debe conocer lo que Dios piensa sobre esto. Muchos dicen que Dios no les habla. En mi caso, Dios me habla todos los días a través de su Palabra. En la Biblia está lo que Dios piensa. Dios nunca dirá nada que no esté escrito en Su Palabra. Cada vez que Dios te habla, Él va a respaldar lo que habla a tu espíritu con Su Palabra.

Hay personas que dicen que Dios les ha dicho que no se congreguen más sino que hagan altares familiares, pero esto no es verdad, porque la Biblia dice "No dejen de congregarse". Tú no vas al cielo por diezmar y ofrendar, sin embargo Dios quiere que vivas un poquito del cielo aquí en la Tierra. Tú decides como vivir mientras estás aquí.

Domingo, Octubre 20, 2013
Reproducir video