El "Elemento" Indispensable

Pastora Ma. Paula Arrázola

Para que toda familia funcione hay alguien sin el cual las familias no pueden funcionar, respeto profundamente las familias de las mamás solas que han tenido que levantar hijos, son heroínas, respeto profundamente los papás que han tenido que criar hijos solos, las tías y abuelas en la misma situación, es digno de admirar, merece todo el cariño y aplauso, pero no es como Dios lo ideó, incluso tú mismo hubieses preferido que fuese de otra manera.

Nosotros velamos y procuramos porque las generaciones venideras no tengan que sufrir lo que tu sufriste, tú quieres que tus hijos tengan un hogar como Dios lo diseñó, con mamá y papá.

Tenemos que enseñar a las generaciones y a los hijos cómo es el diseño de Dios, velar y trabajar porque los que se casen lo hagan de la forma como Dios lo diseñó. Muchos de los faltantes que les ha tocado vivir a algunas personas es el resultado de lo que no vivieron en casa.

No enseñamos que los jóvenes se cuiden antes de llegar al matrimonio, sino que deben llegar vírgenes al matrimonio, no es lícito abortar bebés, debes casarte y luego dentro del matrimonio tener hijos bendecidos por Dios.

Marcos 15:34

Ésta fue una conversación entre el Padre y el Hijo, donde nadie más cabía, fue una conversación de mucho dolor y de mucha soledad, era la primera vez en toda la vida de Jesús que Él se sentía sólo, abandonado por el Padre y por el Espíritu Santo, por primera vez en toda su existencia el Padre volteó la cara al Hijo, el Espíritu Santo no miraba lo que estaba sucediendo porque quien no conoció pecado estaba hecho pecado totalmente y Dios no podía estar presente con el pecado, por eso volteó su cara, por eso abandona al Hijo.

¿Qué fue lo que mató a Jesús realmente?, ¿se le acabó la sangre?, ¿lo mataron los Romanos o el peso de la cruz?, ninguna de esas cosas lo mató, lo que realmente lo mató fue el abandono de su Padre y del Espíritu Santo. Jesús murió naturalmente y espiritualmente, descendió al infierno, ese era el precio que tenía que pagar. Hay dos cosas que no le permitían morir a Jesús.

Juan 6:63

Mientras Jesús continuara hablando no se iba a morir, por eso estaba colgado y hablando a los ladrones, alcanzó la salvación por lo menos de uno de ellos, toda Palabra que Jesús habló estaba cargada de vida y Espíritu.

La otra cosa es que Jesús mientras tuviera al Espíritu Santo tampoco se podía morir, por eso dijo consumado es y el Espíritu Santo le da la espalda, si se permite la expresión, y entonces Jesús muere.

Si esas dos cosas lo mantuvieron vivo aún en la cruz, serán las mismas necesarias para mantener vivas a las familias. nuestras familias deben estar llenas de la Palabra que son Espíritu y son vida, todo lo que existe fue hecho de la Palabra, del verbo, de Jesús.

Nuestras casas deben estar llenas de la Palabra, no sólo debemos leerla sino hablarla, nuestros hijos deben escucharla, la Palabra de Dios debe ser algo que se habla constantemente en un hogar, al levantarse, al acostarse, cuando estamos de camino, cuando tomamos los alimentos, en tu casa debe haber Palabra todo el tiempo, no solo predicaciones, sino la Palabra que sale de nuestras bocas.

Tu corazón y espíritu debe estar lleno de la Palabra de Dios, tenemos que hablar vida y bendición, tenemos que hablar la Palabra de Dios. si fue la Palabra lo que mantuvo vivo a Jesús, es la Palabra la que va a mantener vivo a nuestro hogar, tu hogar necesita estar lleno de la Palabra de Dios.

Si queremos tener familias a otro nivel tenemos que tener la Biblia todo el tiempo de presente, no es la Biblia por religión, ni abierta sólo en el Salmo 91, sino la Biblia que está dentro de mí y sale en el momento que se requiere. Cuando hay enfermedad debes tener Palabra para dar, si tu casa está llena de la Palabra va a estar llena de Espíritu y vida.

Habla la palabra, confiesa la palabra y hazlo tú, es tu decisión hacer que tu familia vaya a otro nivel y eso es a través de la Palabra.

Lo segundo que no permitió que Jesús se muriera fue la Presencia del Espíritu Santo, ¿en dónde tienes escondido al Espíritu Santo en tu casa?, es hora de que lo saques del rincón donde lo has metido.

¿De qué están llenos tus hijos?, debes llenarlos de la Palabra y del Espíritu Santo, ¿qué están oyendo tus hijos?, ¿qué están viendo tus hijos?, ¿qué Palabra estás oyendo?, ¿quién es el invitado a la mesa, el número 1 en tu casa?, yo espero que la respuesta sea el Espíritu Santo, Él es el elemento clave en esa ecuación, sin el Espíritu Santo manifestándose en tu hogar no vas a poder tener una familia a otro nivel, sino promedio.

Nosotros luchamos por tener familias, hijos y economías a otro nivel pero no podremos hacerlo sin la Presencia del Espíritu Santo, nunca pierdas de vista ni su Palabra ni su Espíritu, en el momento en que un hogar deja de poner en primer lugar la Palabra y el Espíritu Santo viene el caos. Si tu hogar está desordenado y vacío necesita urgentemente la intervención del Espíritu Santo y de la Palabra de Dios, el Espíritu Santo expondrá cualquier pecado con dulzura, amabilidad y gentileza.

Cuando el Espíritu Santo está presente revelará lo más secreto, oscuro y dañino, lo expondrá para que tu casa esté llena de vida y luz, el Espíritu Santo dirá lo que no le agrada, lo que no debemos decir ni pensar. El Espíritu Santo es gentil, Él no te expondrá públicamente sino en privado y en secreto.

Cuando Él se pasea libremente en esa casa, cuando sea el Señor de esa casa, Él hará cosas maravillosas, te hará llorar no sólo porque te tocó con su Presencia sino de convencimiento de pecado, de justicia y de juicio. Tú tienes que llegar a tu casa a hacer una limpieza espiritual, a pedirle perdón al Espíritu Santo si Él no ha sido el invitado número 1 en esa casa.

No hablar palabras corruptas ni indecentes, se hablará lo que Él quiera, ¿porqué el diablo ataca a los hogares de los cristianos?, porque el Espíritu Santo ha salido de la casa, no sólo debemos ser tocados en la Iglesia, tu casa debe ser un altar continuo al Espíritu Santo, si eso es así el adulterio no va a entrar, la fornicación de los hijos no va a entrar, pero dale el lugar que se merece al Espíritu Santo y verás un ambiente diferente.

Génesis 8:9

La paloma se fue y decide regresar a la casa de aquel que supo honrarle, eso es lo que todo papá y mamá deben hacer, abrir la ventana, sacar lo malo y decirle al Espíritu Santo que entre a su casa, honrarle, decirle que si no hay un lugar donde lo honren en esa casa si lo harán.

Cuando tú le abres la ventana al Espíritu Santo, cuando traes de regreso al Espíritu Santo a tu casa, Él traerá Unción que pudre todo yugo y pobreza, tú no necesitas buscar trabajo como loco, lo que necesitas es la Presencia del Espíritu Santo en tu hogar, en cada rincón debe sentirse la Presencia del Espíritu Santo.

Deja de luchar con el pecado y empieza a darle la bienvenida al Espíritu Santo a tu casa, Él es tan gentil, tan bello, tan amoroso, que quiere cuidar de todos nosotros.

Juan 1:32

Es que no solamente es que descienda como lo hace en los encuentros, es que debe permanecer en ti, Él no sólo descendió sobre Jesús, permaneció toda la vida en Jesús, porque Él le adoraba, le honraba y vivió una vida íntegra, son los tres elementos que tú necesitas para que el Espíritu Santo no se vaya.

La iglesia linda ¿y en la casa qué?, ¿hay vulgaridades?, ¿pornografía?, ¿chateas con alguien distinto a tu esposo?, ¿hay fornicación?, tienes que abrir la ventana, estirar la mano, que la paloma venga otra vez y le pidas al Espíritu Santo que nunca más se vaya. Hoy es día de limpiar la casa espiritualmente. Hoy es día de darle la bienvenida nuevamente al Espíritu Santo en tu casa, necesitas un hogar ardiendo con la Presencia del Espíritu Santo en casa, que Él arda, que la gente piense que hay un incendio en tu casa, que los bomberos lleguen pero que sea el fuego del Espíritu Santo en tu casa, si tus hijos tienen miedo en la noche y no pueden dormir es porque hay un espíritu atormentándolos, tú tienes que sacarlo, es tu casa, Dios te ha dado autoridad sobre tu casa, tus hijos y economía para que la uses.

Saca todo lo malo, abre la ventana, saca la mano, deja que la paloma se pose en tu mano y ponla de regreso en tu hogar, el Espíritu Santo necesita regresar a nuestras vidas.

Éxodo 33:15

¿De qué me sirven los ángeles sin Dios?, ¿de qué me sirven las promesas sin la Presencia de Dios?. hoy tú vas a clamar por esa Presencia en tu casa, en tu vida, en la de tus hijos, que tus hijos ardan por la pasión por el Espíritu Santo, en tu casa se deben oír voces de júbilo y salvación, no de pelea, no de maledicencia, pídele al Espíritu Santo que regrese a tu hogar, pídele perdón por contristarlo, por no darle el lugar que se merece.

Domingo, Octubre 29, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM