Después De La Prueba

Pastora Liberlys López

Cada vez que pasas por una prueba, dice la palabra que eres perfeccionado. Cuando has sido probado en un área, en ese área adquieres más fe y esa fe te llevará a conseguir cosas más grandes. Por ejemplo, alguien que se ha enfermado mucho, en el área de sanidad está fortalecido, porque ha pasado muchas pruebas y tu nivel de fe ha llegado a niveles diferentes. Las pruebas no son para que te asustes, tienes que saber que Dios te va a llevar a un nivel diferente.

Santiago 1:2-4 (NVI)
“Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, 3 pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. 4 Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada.”

¿Cuántos han pasado por pruebas en los últimos meses? ¿cuántos están pasando por pruebas ahora? Muchas veces nos preguntamos por qué tantas pruebas si servimos al Señor y estamos haciendo las cosas correctamente, pero la palabra nos dice a los creyentes e hijos de Dios que vamos a pasar por pruebas, y debemos considerarnos dichosos por eso. Esto parece ilógico, pero dice la palabra que cada día debemos enfrentarnos a pruebas diferentes porque necesitas niveles diferentes de fe, creer por cosas diversas.

La palabra dice que al pasar las pruebas serás constante, tu carácter se perfeccionará, vas a madurar, tendrás fe en las diversas cosas y sabrás que no te faltará nada, porque has sido probado en todo y has pasado las pruebas.

¿Para qué el señor nos prueba?

Muchas veces, cuando estamos siendo probados tendemos a soltar lo que Dios ha hablado. Quizás el Señor te dijo que tendrás un ascenso en el trabajo y por el contrario ves que hay ataques en ese área, pero esa prueba es como el exámen final que tienes para llevarte a un nivel diferente. Cuando Dios te va a entregar algo te evalúa para saber si estás listo, porque hay cosas en tu vida que no estás listo para recibir y sin importar que llores no lo vas a recibir, porque tu carácter está siendo fortalecido para que puedas aguantar el peso de gloria que viene con esa bendición.

Aunque maduremos en un área, seguiremos siendo probados para no quedarnos en el nivel que estamos, nadie va a un nivel diferente sin pruebas, por eso las pruebas deben ser constantes para que avancemos de un nivel a otro y se cumpla la promesa de Dios de que nos lleva de gloria en gloria, es decir, debemos ir de prueba en prueba con la certeza de que Dios va a hacer algo. No sueltes las promesas que Dios te ha hablado, quizás has estado creyendo por un tiempo pero has estado muchas pruebas, te digo que no lo sueltes, la bendición está cerca, Dios ha hablado y va a cumplir por encima de las pruebas y las circunstancias, no tengas temor y no lo sueltes, cuando sientes que no puedes más es porque la bendición viene. No tengas temor, los que sueltan cosas son los cobardes, aquí somos valientes y nos aferramos a las promesas de Dios.

Dios ha dicho que este 2018 será un año de conquista. No puedes hablar lo que alguien más está diciendo, para Ríos de Vida es un año de conquista y victorias contundentes, y eso es lo que tienes que hablar. En 2017 hay cosas que no conquisté pero que en 2018 las voy a conquistar porque no dejaré cosas a medias, Dios habló de las victorias contundentes, porque tumbamos el gigante y le cortamos la cabeza. Pero resulta que cuando estamos hablando esto llega la prueba, en lugar de soltarlo, debemos aferrarnos a eso, ¿cómo lo hacemos?

Tener la certeza de que los creyentes pasamos por pruebas: Las pruebas son un aviso de que vamos a un nivel diferente, de que vienen batallas, pero al final serás perfeccionado y llegarás a niveles diferentes. Las pruebas nunca son para bajarte, sino para ascenderte a un nivel superior, porque si tienes una fe más grande, podrás creer por cosas más grandes. No te preocupes, si Dios habló algo, lo va a hacer.

Dios ha hablado cosas tremendas para tu vida y vengo a decirte que ni que se levante el infierno las sueltes, si Él habló la va a cumplir por encima de demonios y potestades, Él es mayor y va a cumplir. No pierdas el ánimo, no mires las circunstancias, mira lo que Dios ha hablado.

Santiago 1:12 (RV60)
“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.”

Soportar es sostener, tolerar, aguantar, resistir una carga o un peso.
Resistir es sinónimo de soportar, significa recibir una cosa o algo que ejerce fuerza o presión, sin moverse o sufrir daño; es decir, la prueba no te va a hacer daño y no te debe mover.
Otra definición dice: sufrir un padecimiento físico o moral o una persona que lo causa sin dejarse vencer por el y sin quejarse o tratar de evitarlo.

Lo que estás pasando en tu vida es leve y momentáneo, pero cuando lo pases, reposará sobre ti un cada vez más eterno peso de gloria. Muy seguramente lo que nos falta es un poco de resistencia. En lo espiritual, cuando estamos creyendo por algo, entre más te acercas a obtener la bendición, la presión es mayor, y el diablo quiere que lo sueltes, pero el Señor nos dice que aguantemos un poco más, que no desmayemos o declinemos porque lo vamos a obtener. Si la prueba es grande, lo que viene es grande.

Lucas 8:13,15 (RV60)
“Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan.
15 Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.”

Para permanecer en medio de una prueba tienes que echar raíces, no puedes moverte por una circunstancia. Para echar raíces tienes que retener la palabra de Dios y crecer en ella. Por encima de lo que digan los demás está la palabra de Dios y Él no miente.

Antes de una bendición, siempre tendrás una prueba

¿Qué hacer en medio de la prueba?

Gozarte. El gozo es una orden de Dios y te da fuerzas. Irás al otro nivel cuando comiences a gozarte, por eso necesitas tener fe en lo que Dios ha hablado. El gozo es una decisión por encima de las circunstancias.

1 Tesalonicenses 5:16 (RV60)
“Estad siempre gozosos.”

Aferrarte a la palabra de Dios. La palabra de Dios siempre va a aumentar tu fe y todo es más fácil cuando lo ves a través de luz de la palabra. Llénate tanto de la palabra, que cuando quieras lloras la palabra te aumentará la fe y te hará decir que la bendición viene.

Romanos 10:17 (RV60)
“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.”

Salmos 1:2 (RV60)
“Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.”

Domingo, Enero 7, 2018

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM