Desmintiendo El Amor

Pastor Miguel Arrázola

No nos casamos para ser felices, Adán es el ejemplo de esto, él estaba bien y feliz con los animales en el Edén, pero Dios dijo “no es bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idonea”, y en este punto crea a la mujer de su costilla. Ahora bien, ¿salió Adán a buscarla?, claro que no, cuando tú trabajas en la visión, Dios trae a tu Eva, tanto así que él profetizó, porque una buena mujer te hace profetizar y una mala te hace maldecir. Uno se casa cuando está feliz y completo, no al revés.

Efesios 5:25 (RV60)
“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”

Es importante saber que nadie nos hizo un curso sobre qué es el amor verdadero, al gobierno le preocupa más darte un curso para manejar un carro o cualquier otra cosa, pero no para casarse. Ahora bien, como consecuencia de esto, vemos que las carreras profesionales e incluso un carro, demoran más que un matrimonio, hoy en día vemos lindas casas pero malos matrimonios.

Todo matrimonio exitoso es el resultado del conocimiento aplicado y no del amor, el amor no cambia a nadie, esa es la gran mentira que hemos creído de las películas, por el contrario, el matrimonio hace evidente los problemas y los magnifica.

Todo matrimonio pudo haber sido salvado, pero no se equipron bien con el conocimiento, otros se desgastaron intentando, pero no pudieron por no tener conocimiento (Oseas 4:6), la ignorancia es una decisión, todos los problemas matrimoniales que ustedes tienen están en un libro, pero muchos no la buscan.

El amor es el término más malentendido e ignorado de todos, la gente no sabe qué es amar y tenemos expectativas irreales sobre lo que es. Hay cuatro clases de amor:

1. Fileo: entre hermanos.
2. Eros: es el deseo sexual y erótico.
3. Storgé: entre amigos
4. Ágape: este es el amor de Dios, no es un amor normal en nosotros pero debemos desarrollarlo, es el único amor que perdona y el que sirve para casarse, es el amor que se manifiesta en Efesios 2:5 y solo este amor hace relaciones permanentes.

El amor no son emociones, éstas son solo reacciones químicas que el cerebro percibe cuando los ojos ven algo que les parece atractivo y se estimula. Cuando ves a alguien simpático, el cerebro lo percibe y genera una reacción química, pero eso no es amor, sólo es adrenalina. Esto es algo que pueden sentir con una persona y cinco minutos después con otra, pero no es amor. La gente comete adulterio por esta razon, al confundir adrenalina con amor.

El amor es una escogencia, una decisión. El amor es la respuesta de entender el valor de algo, porque cuando entendemos el valor de algo, lo cuidamos. Entre más valores algo, más te vas a esforzar y más lo cuidarás. Por esa razon Dios nos ama, porque se ve a sí mismo en nosotros y rechaza la idea de permitir que nos vayamos al infierno, Él nos ama. Ahora, el valor esta determiando por lo que está dispuesto a pagar por algo, en este caso Dios pagó con la sangre preciosa de Su hijo.

Siempre le digo a los hombres que valoren a sus esposas, porque cuando te dijo que sí en el altar, le dijo que no a todos los demás hombres. Yo le pregunto a los hombres: ¿qué harían por su mujer?, ¿cómo le dirían que son las más apreciadas de todas?, porque cuando te casaste también le dijiste que no a las demás mujeres, incluyendo a tu madre. Hay un concepto errado de que en el matrimonio se casan también las familias, eso no es cierto, el matrimonio es la unión de dos personas de diferentes familias para formar una nueva. Hombres, dios los creó a ustedes para que dejen a su mamá.

El amor es una fuerza generada por una decisión. Si Dios respondiera a ti de la misma manera en que lo ofendiste, ninguno de nosotros sería salvo. El amor verdadero no tiene sentimientos, es una escogencia. Es necesario que los hombres valoren a sus esposas, porque amar es una decisión, es una acto de la voluntad, por eso la Biblia dice que amemos a nuestros enemigos, pero si el amor fuera un sentimiento, entonces por qué se ordena (Juan 13:34), el amor es una ordenanza del Señor.

Juan 15:12 (RV60)
“Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.”

Este es el amor ágape, es un mandamiento, debes decidir amarlo y amarla.

Les pido que saquen los sentimientos del matrimonio, sean maduros. El amor no es un don, es un fruto del espíritu que se desarrolla. Si el sexo fuera amor, las prostitutas serían las más amadas; el sexo no es amor, es perversión.

Aprende a amar y valorar a tu esposa, la hija que unos papás tuvieron y te la entregaron a ti. No es posible que valoremos más otras cosas, además no las comparemos con otras, ella es única.

Domingo, Octubre 8, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video