Cómo Escoger Una Pareja

Pastora Ma. Paula Arrázola

Hoy quiero hablar sobre cómo escoger esposo y esposa, para los solteros y para los papás que tienen hijos que tendrán que tomar la decisión de casarse, el matrimonio es una bendición pero también es duro el hecho de casarse, el matrimonio es la institución más bella. Cuando usted se casa, lo hace con un desconocido, ha habido tiempo en el noviazgo de conocerse pero no es alguien con quien usted creció, por eso es tan importante saber escoger a la persona con quién casarse, es la segunda decisión más importante en la vida, la primera es aceptar a Jesús en nuestro corazón. Si se casa con la persona incorrecta usted podría vivir un infierno aquí en la tierra.

La palabra de Dios le dice a uno con quién casarse, le dice a uno todo, es un manual de instrucciones y de vida. Vamos a hablar de Isaac, el hijo de Abraham con Sara, fue el hijo de la promesa, el hijo anhelado, deseado, esperado, usted en un sentido es un Isaac, porque lo esperaron. Abraham y Sara no podían tener hijos, él tenía 99 años y Sara 90 años, allí hay un principio escondido en la edad, no quiero ser dogmática pero eso sí me deja entender un poquito que uno de los principales puntos a tener en cuenta es que no debe haber mucha diferencia de edad con la persona a casarse.

El Pastor nos ha enseñado que los solteros deben enamorarse con el corazón pero también con la cabeza, no solamente uno se casa con quien quiere sino con quien puede convivir, por eso no creo en el amor a primera vista, es bueno echarle un segundo vistazo, es bueno conocer a la persona bajo presión, cómo actúa en diferentes circunstancias.

En Génesis 24 vemos que Abraham llamó a uno de sus siervos fieles y le pidió que le jurara que le iba a ayudar con la futura esposa de Isaac, uno de los anhelos es que nuestros hijos encuentren la persona correcta, porque nosotras como mamás debemos entender que no va a haber la mujer perfecta para nuestro hijo, pero sí la mujer correcta. Eso es un un punto importante porque cuando nuestros hijos están en edad para tomar esa decisión se encuentran con una barrera de los papás porque, según ellos, ninguna persona es buena y eso genera una relación no sana. Los papás deben entender que los hijos se deben ir de casa, eso es sano para las emociones de uno y de nuestros hijos. Los hijos deben tener una relación sana con sus padres, no pueden depender de los padres, los hijos deben aprender a independizarse en algún momento, los padres debemos romper el cordón umbilical de nuestros hijos, ellos se van a ir de casa, ellos se tienen que ir de casa, lo importante es lo que construiste en la niñez de ellos para que ellos sientan la necesidad de visitar a sus padres.

Yo he sembrado muy bien en mi suegra por ejemplo, no tengo problema con ella, tenemos buenas relaciones, y yo pienso en lo feliz que voy a hacer a mis nueras, como no tuve hijas voy a tener dos con mis nueras, las voy a llamar, a invitar, iremos de compras, eso es ser inteligente, el estigma de las suegras enojadas se nos debe quitar.

Génesis 24: 3 muestra el primer principio del matrimonio y es el del yugo igual. La Palabra del Señor dice que no nos unamos en yugo desigual, además de tener que ver con el hecho de ser Cristiano, debes casarte con alguien que crea como tu, en alma y cuerpo, entre más afinidad tenga con la persona que se va a casar, mejor, me refiero a condición social, si usted es alguien estudiado debe casarse con alguien que esté estudiada. Imagínese alguien que come con etiqueta y glamour y su esposo se limpia con un palillo, cuando hay diferencias usted va a sufrir, no estoy hablando que no podamos ser amigos de personas diferentes a uno, sino de casarse con alguien que esté en la misma condición que uno. El Pastor y yo somos del mismo país y de regiones diferentes pero de una otra forma somos parecidos, nuestras familias se parecen, debe haber empatía, nosotros nos hicimos novios el 29 de junio de 1989, y cuando me llevó a conocer a sus papás, Miguel besó a su papá como mis hermanos besan a mi papá. Hay que buscar esa empatía, con sabiduría hay que buscar afinidad.

La siguiente cosa es que haya una intervención divina, yo estoy orando por las esposas de mis hijos desde que ellos no habían nacido y sé que en algún lugar se están criando esas mujeres con unos papás divinos. Dios tiene que aprobar ese matrimonio, así va a haber una garantía. Cuando tus hijos se casan bien Dios muestra amor hacia ustedes como padres, Dios está en todo el asunto del noviazgo, en el versículo 16 dice que Rebeca era muy hermosa y tenía edad suficiente para estar casada y era virgen.

Hay otro principio y es el de la atracción, la persona tiene que ser atractiva para ti físicamente, aunque nadie más le vea lo bonito, para usted tiene que ser bonito, tiene que sentir mariposas en el estómago, Rebeca era hermosa y de una figura esbelta, ella se cuidaba, era una niña, las niñas pueden maquillarse, pueden realzar su belleza, aprenderse a vestir, a combinar colores que le queden bien a ustedes. El siervo de Abraham sintió la guía del Espíritu Santo y le dijo a Rebeca que le diera de beber agua, ella le contestó con educación y le dio de beber a él y a sus camellos, esa mujer era trabajadora, ese es otro principio, los hombres no se deben casar con mujeres perezosas.

Yo he ido a casas que permanecen en desorden y el toque de la casa se lo da la mujer siempre, los hombres antes de casarse deben mirar cómo tienen la cartera, si saben poner la mesa, las mamás deben enseñar a sus hijas a ser mujeres y esposas, el cuento de la liberación femenina ha traído desorden en la casa, la mujer es la que debe poner el orden en la casa. No tengamos miedo a trabajar, las mujeres tampoco se deben casar con un hombre flojo, si el hombre no quiere ir a trabajar la esposa va a sufrir.

Usted verifique que su futura esposa o esposo tenga una manera decente de vivir, que tengan un ingreso que pueda ser un apoyo para el hogar, yo creo que desde jóvenes el Señor los va a bendecir a todos ustedes. El versículo 26 muestra que el matrimonio debe estar acompañado de oración todo el tiempo; otro principio es el de la aprobación familiar, escucha a tus papás, te tienen que celebrar con quien te casas, debemos volver a las sendas antiguas, la pedida de mano, Miguel pidió mi mano, tiene que haber aprobación, por eso nosotros aprobamos los noviazgos, nosotros queremos que nuestros hijos espirituales se casen bien. Cuando es un secreto entre los dos algo anda mal, porque nada que está bien se tiene que esconder ni ocultar, cuando yo me hice novia de Miguel le conté a mis papás.

Rebeca se cubrió el rostro con el velo al saber quién era Isaac, el otro principio es guardarse para el matrimonio, este principio es súper importante. Nuestra oración es que los jóvenes puedan encontrar una pareja conforme al deseo del corazón de Dios, te pedimos Señor que haya una intervención divina en lo matrimonios de todos los solteros de la Iglesia en el nombre de Jesús.

Domingo, Septiembre 30, 2012
Reproducir video