10 Tipos De Personas Que Aún Dios No Ayudaría

Dr Robb Thompson

10 tipos de personas que aún Dios no ayudaría

¿A quiénes les gustaría saber a quienes ayudar y con los que nunca se deben involucrar?, es difícil cometer el error de querer ayuda a alguien y darse cuenta que no lo hiciste, o por el contrario que lo ayudaste y no debiste haberlo hecho.
Tenemos que saber que Dios puede ayudar a cualquiera, pero hay personas que Él no ayudaría. Entonces me pregunto, ¿Si Dios puede ayudar a cualquiera, por qué no ayudó a lucifer? ¿Por qué no ayudó a Adán? Ahora, que hay de Jesús, Él hubiera ayudado a cualquiera también, pero ¿por qué no ayudó al joven rico de la historia?, entonces, si Jesús hubiese ayudado a cualquiera, ¿por qué no ayudó a Judas?, no es que no podía, es que no lo haría, porque hay razones por las cuales Dios no ayuda a algunas personas, y algunas veces tu tampoco deberías ayudar a esta clase de personas.
Romanos 8:37 (RV60)
“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.”
Salmos 3:3 (RV60)
“Más tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.”
Algo que he aprendido y he descubierto es que el infierno envía personas a mi vida, ¿Cuántos creen que Dios envía personas a su vida?, pero si el Señor manda personas, ¿por qué se nos hace tan difícil creer que el diablo también puede hacerlo?, él lo hace y las envía para que pierdas el tiempo, para robarte los sueños, para quitarte el dinero, para que tengas necesidades más grandes de las que puedas soportar, para demostrarte que tú no puedes salir adelante en la vida. Él envía personas para detenerte de cumplir tus sueños.
Lucas 13:34 (RV60)
“!!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados!!! Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!”
No eres responsable de hacer exitosos a otros, pero eres responsable de ayudarlos cuando veas que se han vuelto exitosos, ahí los premias, no antes.
Proverbios 3:27 (RV60)
“No te niegues a hacer el bien a quien es debido,
Cuando tuvieres poder para hacerlo.”
Si alguien merece de tu bendición, entonces tú los bendices, lo haces rápido sin dudar, porque su milagro depende de ti.
Las personas que Dios no ayudaría:
Dios no ayudará a nadie que se niegue a aceptar que tiene un problema: si una persona no cree que tiene problemas, Dios no puede hacer nada.
1 Juan 1:8 (RV60)
“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.”
Dios no ayudaría a nadie que cree que otros son su problema: ¿alguna vez alguien te dijo: “Yo no tengo problemas, tú eres el problema”?

Génesis 13:5-8 cuenta la historia de Abraham y Lot.
Lot fue bendecido porque estaba con Abraham y hubo un problema entre ellos, tenían tantas ovejas y tanto material que no podían cuidarlo todo, y cuando uno iba a un lado a cuidar agua, los otros venían. Entonces había un problema entre los siervos de Abraham y los de Lot, hasta que un día Abraham dijo: “escoge cualquier propiedad que quieras y cuando lo hagas, yo iré en la dirección opuesta”. Lot no tenía nada, Abraham lo recogió y el día que hicieron la división Lot se fue con la mejor propiedad y dejó a quien le dio todo, con nada.

Entonces, Dios no va a ayudar a nadie que cree que tú eres el problema, ¿recuerdas lo que le pasó a Lot?, él terminó con la vista hacia Sodoma y Gomorra y cuando lo hizo, se fue a mudar hacia ese lugar, y Dios vio que Sodoma y Gomorra eran débiles, por lo cual bajó y la destruyó, y el ángel de Jehová sacó primero a Lot, luego su esposa miró hacia atrás y se convirtió en una estatua de sal. En general, eso le pasa a una persona que cree que la otra persona es su problema.

Dios no ayudará a nadie que quiera un resultado diferente de lo que Él quiere hacer:
Amos 3:3 (RV60)
¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

Dios no va a ayudar a alguien que quiera algo diferente a lo que Él quiere. Para que Dios te ayude, tienes que querer lo que Él quiere.
¿Para qué quieres que Dios te de dinero si lo vas a gastar en las cosas equivocadas?
¿Para qué Dios te sanaría si no le vas a servir todos los días de tu vida?
¿Para qué Dios va a bendecir tu familia si no quieres ser un buen esposo o buena esposa o buen hijo en casa?

Debes entender algo de Dios, Él tiene sentimientos y razones, así que no ayudará a nadie que quiera algo diferente a lo que Él quiere.

1 Samuel 15: 10-14 (RV60)
“Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo:

11 Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche.

12 Madrugó luego Samuel para ir a encontrar a Saúl por la mañana; y fue dado aviso a Samuel, diciendo: Saúl ha venido a Carmel, y he aquí se levantó un monumento, y dio la vuelta, y pasó adelante y descendió a Gilgal.

13 Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová.

14 Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos?”

Si quieres que Dios te ayude, tienes que amar lo que Dios ama.
“Dios, yo quiero lo que tú quieres, quiero estar en el lugar donde quieres que yo esté”

Dios no ayudará a nadie que se niegue a aceptar la solución Bíblica a sus problemas: por eso Dios no ayuda a algunas personas que conoces, porque no están interesados en lo que Dios dice en su palabra. Todo lo que ellos quieren es ser bendecidos, que las presiones se vayan de su vida y que todo sea diferente.

2 Pedro 1:3-4 (RV60)
“Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia”

Dios nos ha dado todas las cosas, Él quiere darte lo que necesitas y más a causa de sus promesas.

Dios no ayudará a nadie que espera que otros hagan una mayor inversión en ellos de los están dispuestos a hacer en sí mismos: Hace un tiempo tome una decisión en la iglesia, que cuando alguien viniera por ayuda, no estaré dispuesto a ayudarles a menos que ellos estén dispuestos a ayudarse a sí mismos. Si alguien me llama y me dice que necesita mil dólares para la renta o cosas de su casa, le diré: si vienes a mí con 501 dólares, te daré los 499 restantes, porque nunca puedes ayudar a alguien que no esté dispuesto a hacer una inversión en ellos mismos.

Dios no ayudará a nadie que se niegue a invertir el tiempo necesario para traer un cambio: el cambio requiere de tiempo. Cuando fui salvo, mi vida fue transformada, pero luego leía la biblia doce horas al día. Solo porque seas salvo, no significa que eres maduro, se requiere de tiempo para traer un cambio. Dios le hablo a Josué y le dijo nunca se apartara de su boca el libro de instrucción, porque entonces prosperaría y todo le saldría bien (Josué 1:8).

Dios no ayudará a nadie que elija relaciones que los perjudiquen: Si sigues eligiendo relaciones que te perjudican, Dios nunca te va a ayudar, porque estás eligiendo cosas equivocadas. La razón por la cual muchos terminan en lo que están, es porque han elegido personas equivocadas en su vida.

Los amigos son como los botones en el elevador, algunos te elevan, pero tienes que estar atento a quienes te quieren bajar.

Dios no ayudará a nadie que conduzca a otros por mal camino: Dios no quiere ayudar personas que alejen a otros de su voluntad. Si conoces personas que llevan a otros fuera de la voluntad de Dios, tienes que entender que Dios no ayudará a esa persona.

Dios no ayudará a nadie que lo desobedezca constantemente

Dios no ayudaría a nadie que se niegue a usar su semilla para crear un futuro mejor: no importa quién eres, Dios te dio una semilla para que sea plantada, para crear un mejor futuro con ella. Dios nunca te dio una planta completa, Él te dio semillas para plantar, pero la gente necesita darse cuenta de que pueden elegir si lo hacen o no lo hacen. Dios te ha dado semillas para que tú siembres.

Lucas 6:38 (RV60)
“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.”

Algunos de ustedes han comenzado desde muy atrás, a mí me llevó un gran tiempo comenzar a ver mi semilla producir.

Salmo 26:5-6 (RV60)
“Aborrecí la reunión de los malignos,
Y con los impíos nunca me senté.
Lavaré en inocencia mis manos,
Y así andaré alrededor de tu altar, oh Jehová,”

Algunas veces cuando siembras, necesitas hacerlo con lágrimas, porque probablemente será lo más difícil que hagas en tu vida y necesitas de la ayuda de Dios.

Declara: “Padre, hoy rindo mi vida a ti, dedico mi familia a ti, dedico mi semilla a ti, en el Nombre de Jesús. Hoy doy así como me han dado a mí, buena medida, apretada, remecida y que sobreabunde, los hombres darán a mí, y hoy creo que de este momento en adelante mi vida es bendecida porque yo ayudaré a aquellos que te obedezcan y no ayudaré a aquellos que Dios no ayude, en el Nombre de Jesús”

Domingo, Septiembre 3, 2017

Visítanos en nuestros servicios

Viernes: 7:00PM, Domingos: 7:00, 9:00 y 11:00AM, 5:00 y 7:00PM

Reproducir video